Ir al inicio de ContraReembolso


10. ContraReembolso de Antonio Viudas Camarasa:


MANUEL PACHECO

La señal del alba

Mis libros están dormidos
soñando el polvo de mi biblioteca.
Un rayo de sol penetra en las paredes
y la flauta del arco iris
toca la sinfonía del aroma de una rosa.
Estoy lejano del todo
y el casi nada tiembla en mis poemas.

El azul de mis recuerdos
se refleja en la luz de un violín,
hay una niebla espesa
y el arco de una nube
vela el vuelo de los pájaros.



Del libro Los espejos del silencio

Saber más sobre: Antonio Viudas Camarasa - Manuel Pacheco


9. ContraReembolso de Antonio Orihuela:


DANIEL MACÍAS DÍAZ

El doble solo

Amarilleaban las dulces praderas de Tejas,
y arriba en el aire era menos verano
mientras paseábamos saludando a los tiernos borreguitos
que hacían temblar las avionetas enclenques de los novatos como nosotros.

Aquel gordito noruego y buenazo
me dijo en una pista desierta que se llamaba “Alliance”:
-Ahora tú solo...First Solo Flight!

Esa misma mañana mi mujer me dijo lo mismo,
en un teléfono azul y sudado a cielo abierto,
mientras yo miraba las largas uñas de mis pies,
arqueadas como pestañas sobre mis chanclas ardientes.

Por la tarde, solo en los aires,
sin mujer, sin hijos, sin instructor,
el motor sonaba más aliviado y potente,
solo en los aires entraba un hombre en la gran casa celeste,
descuidado, ligero, en pantalones cortos,
sobre las rubias praderas de la dejadez luminosa.

Saber más sobre: Antonio Orihuela - Daniel Macías Díaz


8. ContraReembolso de Eduardo Achótegui:

VLADIMIR HOLAN

La resurreción


¿Qué después de esta vida tengamos que despertarnos aquí un día
al terrible estruendo de trompetas y clarines?

Perdóname Dios, pero me consuelo
pensando que el principio de nuestra resurrección
lo anunciará el simple canto de un gallo...
Entonces nos quedaremos todavía un momento tendidos.

La primera en levantarse
será mamá... La oiremos
encender sigilosamente el fuego,
poner sin ruido el agua sobre la estufa
y coger suavemente del armario el molinillo del café.

Estaremos de nuevo en casa.

Saber más sobre: Eduardo Achótegui - Vladimir Holan


7. ContraReembolso de Antonio Reseco:

DANIEL FERNÁNDEZ-BERGÉS


PRESIENTO es silencio
de nada,
de vacío.

Lo veo acercarse,
detenerse
estancarse a mi alrededor
y estar feliz conmigo
porque yo estoy hecho de silencio.

de Para una explicación al viento.

Saber más sobre: Antonio Reseco - Daniel Fernández-Vergés


6. ContraReembolso de Antonio Sáez Delgado:

FERNANDO PINTO DO AMARAL


“Barcelona ja no és bona”

(Jaime Gil de Biedma)


Ahora que duermen mis sueños
suspendidos en la apatía de una tarde
como ésta, descubriendo en cualquier sombra
una pequeña luz tranquila, resignada,
los miedos, las angustias, los dilemas
empiezan a hacerse cada vez más claros,
terriblemente sencillos – basta ver
cómo los copos de ceniza de un cigarro
parecen disiparse en la atmósfera
al azar, con la misma consistencia
de los años borrados: fue en esta ciudad
donde vivió mi madre durante unos meses
para rodar una película o dos – por ejemplo
Cuando los Ángeles duermen.

Medio siglo después, aquí estoy:
aún existe la Plaza Urquinaona,
los ángeles siguen durmiendo
y todas las imágenes y los sonidos
regresaron a la nada, florecieron
en otras imágenes siempre seductoras,
proyectadas al rojo vivo en la agonía de pantallas
brillantes como la punta de un cigarro
en el momento exacto en que absorbo
el sabor de su fuego.

Ah, qué dulce la alegría del cielo
en los ojos de las personas, entre las Ramblas
y el barrio llamado gótico donde tomo
el segundo café de este sábado, apático
y ya sin esperar ninguna epifanía
mientras las horas oscurecen
y la voz de la razón me va aconsejando,
a la manera de Horacio,
que aproveche el tiempo: “carpe noctem”,
como si el alma pudiese escabullirse
por las calles estrechas y amar
la música luminosa de los bares
demasiado humanos, como si ella no fuese
sólo este humo, a veces literario,
y tan asqueroso,
que sube de un cigarro agonizante.

 

Saber más sobre: Antonio Sáez Delgado - Fernando Pinto do Amaral


5. ContraReembolso de Ángel Campos Pámpano:

ANTONIO GAMONEDA

Temes mis manos

Temes mis manos

pero a veces sonríes y te extravías en ti misma

y, sin saberlo, extiendes luz en torno a ti

y yo adelanto mis manos y no llego a tocarte; únicamente

acaricio tu luz.


(De Cecilia, 2004)

Saber más sobre: Ángel Campos - Antonio Gamoneda


4. ContraReembolso de Ada Salas:

JULIO CORTÁZAR

Happy new year


Mira, no pido mucho,
solamente tu mano, tenerla
como un sapito que duerme así contento.
Necesito esa puerta que me dabas
para entrar en tu mundo, ese trocito
de azúcar verde, de redondo alegre.
¿No me prestas tu mano en esta noche
de fin de año de lechuzas roncas?
No puedes, por razones técnicas. Entonces
la tramo en aire, urdiendo cada dedo,
el durazno sedoso de la palma
y el dorso, ese país de azules árboles.
Así la tomo y la sostengo, como
si de ello dependiera
muchísimo el mundo,
la sucesión de las cuatro estaciones,
el canto de los gallos, el amor de los hombres.



(31/12/1951)


Saber más sobre: Ada Salas - Julio Cortázar


3. ContraReembolso de Álvaro Valverde:


JORGE LUIS BORGES

Los justos

Un hombre que cultiva su jardín, como quería Voltaire.
El que agradece que en la tierra haya música.
El que descubre con placer una etimología.
Dos empleados que en un café del Sur juegan un silencioso ajedrez.
El ceramista que premedita un color y una forma.
El tipógrafo que compone bien esta página, que tal vez no le agrada.
Una mujer y un hombre que leen los tercetos finales de cierto canto.
El que acaricia a un animal dormido.
El que justifica o quiere justificar un mal que le han hecho.
El que agradece que en la tierra haya Stevenson.
El que prefiere que los otros tengan razón.
Esas personas, que se ignoran, están salvando el mundo.

La cifra (1981)

Saber más sobre: Álvaro Valverde - Jorge Luis Borges
Weblog de Álvaro Valverde


2. ContraReembolso de Abel Hernández:

JOSÉ AGUSTÍN GOYTISOLO

Hazlo ahora

Muchacha si le amabas
no te vayas así, di que te esperan
que debes regresar pero que estás
alegre por las horas que has vivido
como dentro de un sueño;
declárale que a veces pensarás
en su rostro de lluvia
en sus papeles o un su fantasía:
hazlo ahora, aún es tiempo,
ya que quizás algún día,
cuando estés en otros brazos
te acuerdes de él con repentino amor
y no puedas llorar aunque lo intentes


A veces gran amor (1981)


Saber más sobre:
Abel Hernández - José Agustín Goytisolo


1. ContraReembolso de Daniel Casado:

TONINO GUERRA

La mariposa

Contento, lo que se dice contento,
he estado muchas veces en la vida
pero más que ninguna cuando
me liberaron en Alemania,
que me quedé mirando una mariposa
sin ganas de comérmela.

 

La polvareda (1978)


Saber más sobre:
Tonino Guerra

 

Inicio ContraReembolso