Ir al inicio de El Tiempo de la Palabra
Ir al índice de Derivas

Derivas


La santamadre
30 de diciembre de 2007



"La cultura del laicismo [...] es un fraude que sólo conduce a la desesperación por el camino del aborto,
del divorcio express y las ideologías que pretenden manipular la educación de los jóvenes [...]
Nos dirigimos a la disolución de la democracia"

Cardenal Agustín García-Casco, Arzobispo de Valencia.
Madrid, 29 de diciembre, 2007.



La santamadre mueve desde Roma su hilo de Ariadna y, ungidos por la Causa, miles, doscientosmiles, trescientosmiles atónitos acólitos se hacinan en Madrid.

La santamadre -a través del santopadre- dice "la familia está en peligro". La masa repite el baído amargo de su "esperanza". Nietos, abuelos, padres y madres, tíossegundos, primashermanas: todos sienten amenazada la arcaica estructura del seno familiar construída a base de sometimiento y desigualdad. Niños perfectamente repeinados. Madres repletas de vástagos impares. Los obispos claman por la inminente disolución de nuestra democracia. Ya digo: amenazados, malheridos, quejumbrosos.

Nosotros, en cambio, qué dichosos en medio del silencio común, allí donde el amor -el gélido amor que no pronuncia su nombre- campa a sus anchas, ajeno a la franquicia cristiana, al molde repugnante de la santamadre.

Sabemos que la familia -precisemos: la familia cristiana- no es más que una mentira acuñada en los lejanos tiempos de la sumisión, una estructura rentable (por falaz) que considera a la mujer un mero instrumento para engendrar y al hombre -padre o Papa, clérigo o amante- un sujeto ordenante con derecho a beber el caldo de su instinto.

Pero nosotros, los que sin repudiar al linaje creemos firmemente en la convivencia amorosa -y familiar, sí, digámoslo sin complejos- que se da entre personas de ambos y también del mismo sexo, sabemos que cualquier estructura es válida si dos se quieren. También la de la familia cristiana.

Todas, menos precisamente ésa: la de la santamadre, la última puta de nuestro tiempo.

 


A nuestra sandez
24 de diciembre de 2007


Este año, la esfervescente sinceridad del champán nos ha delatado. Todos juntos, entre risas y con las copas en alto, hemos brindado "a nuestra sandez".

¡Chin-chin!.

 

Escuchando:
December (2003), de The Moody Blues

Christmas album (2003) , de Jethro Tull


Vosotros
22 de diciembre de 2007


¿Sabéis una cosa? Después de todo, algo habremos hecho bien para cerrar el ciclo de un año todos juntos, en espontánea compañía, lúcidos y terribles, verdaderos e infieles, tan cerca los unos de los otros. Algo no habrá ido tan mal, pese a las contingencias de la política manchega y el inmovilismo radical de las izquierdas, a pesar de nuestras contradicciones y desaciertos. No obstante, algunos hemos hecho lo debido, leyendo, escribiendo, cantando... echándolo fuera. La sospecha, la duda, la rebeldía, la rabia, el orgullo de un dolor oscuro y remoto, pero también todo el amor del que somos capaces, la confianza, la ilusión, la alegría... todo eso nos ha defendido hasta hoy de la cólera del destino.

Y aquí nos vemos, en mitad de la nada, celebrando un año más, un año menos.

A todos, de corazón, os mando un fuerte abrazo desde este lado de la trinchera.

Feliz año 2008. ¡Salud y Poesía!

 

Christmas with my friends (2007), de Nils Landgren


Cosecha del 2007
17 de diciembre de 2007


Canciones

Discos
Libros
Heaven/Where true love goes,
de Yusuf Islam
Salvation in lights,
de Mike Farris
Claus y Lucas,
de Agota Kristof
All these people,
de Harry Connick Jr.
Lejos,
de Ara Malikian
Cartapacios,
de Aníbal Núñez
Today,
de Chris Cornell
River: The Joni Letters,
de Herbie Hancock
Común presencia,
de René Char
Save room*,
de John Legend
Oh My Nola,
de Harry Connick Jr.
Cabeza de ébano,
de Rodolfo Häsler
If your love cannot be moved*,
de Stevie Wonder
Fear of a blank Planet,
de Porcupine Tree
El ángel caído,
de José Gutiérrez

* publicado en 2006.

Mientras hago esta selección -una criba caprichosa y a todas luces injusta- caigo en la cuenta de lo anticuado que estoy: casi toda la música que he escuchado este año ha sido publicada muchos años antes. Así, estrictamente nuevas, me ha costado encontrar grandes canciones (la crisis creativa que afecta a la música se ha ensañado con dos de mis talismanes: Ben Harper y Marillion, que han presentado sus peores trabajos en años) y, por otra parte, la naftalina navideña obliga a prescindir de las revisiones en clave de jazz, tango, blues... de viejos temas inmortales.

En cuanto a los libros, además del descubrimiento de Agota Kristof (gracias Julián), éste ha sido para mí el año de Eugenio Montale y de René Char, de Alejandro Rossi y de John Berger. En sus páginas he vivido los mejores momentos, ésos en los que uno siente que no es necesario añadir nada más.


UNA CANCIÓN:
Heaven/Where true love goes
, de Yusuf Islam
. An other cup ha supuesto la recuperación para la música de un genio que muchos creíamos irrevocablemente perdido en las nieblas del dogmatismo. Cat Stevens (insisto: el músico siempre será él, no Yusuf) ha vuelto a demostrar que es un compositor de canciones de primer orden, en la estirpe de McCartney, Brian Wilson, Tom Waits o el mismísimo Dylan, y lo ha hecho urdiendo con diez nuevos temas (más la sobrecogedora versión de Don´t let me be misundertood) un hermoso tapiz de emociones, experiencias y confesiones.

UN DISCO:
Salvation in lights, de Mike Farris. Buscad este disco (no editado en España) y juzgad vosotros mismos. Lo habré escuchado cerca de cien veces a lo largo de este año, desde luego cada semana. ¡Por dios, que saque pronto algo nuevo!

UN LIBRO:
Sin duda la lectura de Claus y Lucas (El Aleph, 2007), volumen que recoge las tres primeras novelas de Agota Kristof (El gran cuaderno, La prueba y La tercera mentira), es una experiencia que no deja inmune a ningún lector, sobre todo si es la primera vez que uno se asoma al mundo de la escritora húngara.

Por otra parte, la aparición de Cartapacios del genial Aníbal Núñez (De la luna libros - If ediciones, 2007) ha sido una de las grandes alegrías del año. Y doble motivo de celebración al tratarse de un verdadero manjar publicado por una editorial extremeña, De la luna libros, que durante este azaroso 2007 ha publicado otros títulos excelentes como Nicolasa verde o nada (José Viñals), Doce semanas del siglo XX (Alonso Guerero), o Sedah street (Marino González). Ya digo, una alegría.


Escuchando:

O melhor, de Rao Kyao


Don't let me be misunderstood
16 de diciembre de 2007


Nina SimoneLa canción "Don't let me be misunderstood" fue escrita originariamente para Nina Simone por Bennie Benjamin, Gloria Caldwell y Sol Marcus. Nina Simone, la grabó por primera vez en 1964. Desde entonces "Don't Let Me Be Misunderstood" ha sido adaptada por numerosos artistas, registrándose tan sólo un año más tarde la portentosa versión de The Animals. El propio Eric Burdon volvería a grabarla, ya en solitario, años más tarde. En 1977 una nueva adaptación a cargo del grupo latino de música disco Santa Esmeralda se convirtió en un nuevo éxito. Entre tanto, y en los más variados registros, la canción ha sido interpretada por artistas tan dispares como Elvis Costello, Cindy Lauper, Gary Moore, Joe Cocker, Robben Ford, John Legend oYusuf Islam. Por más bizarras que hayan sido las mil adaptaciones que ha "sufrido" esta maravilla, casi todas revelan algo esencial: el sorprendente vuelo de una melodía que se abre camino entre estertores para anunciar ese Oh, Lord, don´t let me be misunderstood que
bebe directamente en las aguas del negro spiritual.

No puedo quitármela de la cabeza.
Hoy he grabado un cd con 17 versiones.

Don't let me be misunderstood

Baby, do you understand me now,
If sometimes I feel a little mad.
Don't you know no one alive
can always be an angel
w hen things go wrong I seem a little sad
but I'm just a soul whose intentions are good
Oh Lord, please don't let me be misunderstood

You know sometimes, I'm so carefree
With a joy that's hard to hide
Sometimes seems that all I have is worry
And then you're bound to see my other side
But I'm just a soul whose intentions are good
Oh Lord, please don't let me be misunderstood.

If I seem edgy, I want you to know
That I never mean to take it out on you
Life has its problems and I get more
Than my share
But that's one thing I never mean to do
I don't mean it.

Baby, don't you know I'm only human
Don't you know I have faults like any one
But sometimes I find myself alone regretting
Some little thing; some foolish thing
That I have done.

But I'm just a soul whose intentions are good
Oh Lord, please don't let me be misunderstood
Don't let me be misunderstood
I'm just someone whose intentions are good

Oh, Lord, don't let me be misunderstood,
Don't let me be misunderstood

No dejes que me malinterprete

Nena, me entiendes ahora
si en algunos momentos me siento un poco loco?
No creerás que algún ser vivo
puede ser siempre un ángel.
Cuando las cosas andan mal yo me siento un poco triste
pero yo soy simplemente una alma con buenas intenciones,
Oh señor, no dejes que me malinterprete.

Ya sabes, a veces soy tan despreocupado,
con una alegría que es difícil ocultar,
y otras veces todo cuanto tengo es preocupación,
y entonces tú te asomas a ver mi otro lado,
pero soy sólo un alma con buenas intenciones.
Oh señor, no dejes que me malinterprete.

Si parezco tenso, quiero que sepas
que nunca pretendo cargártelo a tí,
la vida tiene sus problemas,
y yo tengo los míos,
pero eso es algo que nunca he pretendido hacer.

Oh nena, ¿no te das cuenta que soy un ser humano?
¿No sabes que tengo pensamientos como cualquier persona?
Pero a veces me encuentro solo arrepintiéndome
de algunas pequeñas cosas, o de algunas tonterías
que he hecho.

Pero solo soy un alma con buenas intenciones,
Oh Señor, no dejes que me malinterprete.
No dejes que me malinterprete.
Tan sólo soy un alma con buenas intenciones.

Oh, Señor, no dejes que me malinterprete.
No dejes que me malinterprete.


Una canción en imágenes:



Don't let me be misunderstood
, Nina Simone (1964)

 


Escuchando:

Don't let me be misunderstood, de Varios Autores (Selección propia, 2007)
Nina Simone, The Animals, Santa Esmeralda, Elvis Costello, Yusuf Islam, Gary Moore, Robben Ford...


Cargo de conciencia
12 y 13 de diciembre de 2007


Me pregunto ahora en qué momento y con qué extrema dulzura se nos hace aprender las horas. Qué amable señorita de infantil es la encargada de administrarnos el detalle, la truculenta verdad, la inamovible ley del tiempo. Y más tarde, en ese tiempo ya, cómo han venido a convencernos con regalos sutiles, con pequeños avisos, aquellos que aún así, previsibles y caducos, nos aman. Ahora somos cómplices de una verdad y una mentira. Tenemos las horas y la serena esclavitud del tiempo a nuestras espaldas, tenemos la descripción exacta de los ciclos, tenemos la noche repetida, casi infinita, pero también poseemos la evidencia de que todo es falso, un mero juego de cálculos y estrategias para engañar a la muerte.

En resumen: que hoy le he comprado un reloj a mi hija.


PD: ¿De qué sirve haber leído a Cortázar?

 

Escuchando:
We all love Ella (An all-star vocal tribute to Ella Fitzgerald), de Varios Autores (Verve, 2007)


El espíritu de la Navidad
12 y 13 de diciembre de 2007

Ver fotos Club de Lectura Jesús Delgado Valhondo Ver fotos Club de Lectura de Trujillo


De existir eso que llaman "espíritu de la Navidad", no debe ser muy distinto al calor de unas copas entre amigos y libros. Ya casi nadie se acuerda, me dice una señora del club de Trujillo. "El espíritu de la navidad". Reconozco que así, en frío, suena a moraleja de Dickens, a cuento triste, a spot de Unicef. Pero no doy nunca nada por perdido. Sobre todo si sigue siendo un enigma. Así que, ¿por qué no?, vamos a poner lo necesario, vamos a envolver los regalos, vamos a ser inocentes.

Y ése es el error. Y así en pleno rostro nos sacude la humanidad del otro, la sincera hermandad de los seres que amamos, la debilidad de todas las certezas, la necesaria afirmación de que existe la bondad, de que es posible, y de que todos la merecemos.



Escuchando:
Balboa island, de The pretty things (2007)


Para todo
11 de diciembre de 2007

 

Supongo que hay un día para todo.
Pero hoy me ha parecido ser feliz.
Y que estaba, de algún modo, previsto.


Otra perla de Gonzalo
10 de diciembre de 2007

 

Beatus ciber

A mí una pobrecilla
mesa, de libros muy bien abastada,
me baste, y una silla,
una red adsleada,
portátil, laserjet, mail, y más nada.

 

© Gonzalo Hidalgo Bayal


La herida
7 de diciembre de 2007

 

Música: Dead Can Dance "The Host of Seraphim"
Imágenes: "Baraka" (1992), de Ron Fricke.

 

[..] Morir es dormir… y tal vez soñar. Sí, y ved aquí el grande obstáculo, porque el considerar que sueños podrán ocurrir en el silencio del sepulcro, cuando hayamos abandonado este despojo mortal, es razón harto poderosa para detenernos. Esta es la consideración que hace nuestra infelicidad tan larga. ¿Quién, si esto no fuese, aguantaría la lentitud de los tribunales, la insolencia de los empleados, las tropelías que recibe pacífico el mérito de los hombres más indignos, las angustias de un mal pagado amor, las injurias y quebrantos de la edad, la violencia de los tiranos, el desprecio de los soberbios? Cuando el que esto sufre, pudiera procurar su quietud con sólo un puñal. ¿Quién podría tolerar tanta opresión, sudando, gimiendo bajo el peso de una vida molesta si no fuese que el temor de que existe alguna cosa más allá de la Muerte (aquel país desconocido de cuyos límites ningún caminante torna) nos embaraza en dudas y nos hace sufrir los males que nos cercan; antes que ir a buscar otros de que no tenemos seguro conocimiento? Esta previsión nos hace a todos cobardes [..]


Hamlet
, William Shakespeare


Puente de la Constitución
? de diciembre de 2007

 

Este puente de la Constitución me ha llevado por delante como uno más de sus pliegues. ¿Dónde estamos? ¿Qué día es hoy? ¿De qué estábamos hablando?

 

Escuchando:
500 motivaciones, de Ensemble Nuevo Tango (2007)


Taller Literario de Alcántara
4 de diciembre de 2007

Invitado por el Taller Literario de Alcántara y su coordinador Serafín Portillo, hoy he visitado la hermosa localidad cacereña de Alcántara. Aún me sorprende con qué facilidad, a través de la poesía, el lector -ese desconocido hacia el que uno siempre escribe- recobra su rostro humano haciéndose real y presente, un ser de carne y hueso que tiembla y pregunta y deduce, y calla... A esos silencios que suceden a la lectura de un poema en público yo lo llamo comunión. Ése es el instante fugaz de la eterna y humilde poesía. Hoy se ha dado.

 

Escuchando:
Roots & grooves, de Maceo Parker (Intuition, 2007)


Aquí nos vemos
2 de diciembre de 2007



"Esperemos sólo lo que tiene alguna posibilidad de alcanzarse. Reparemos algunas cosas. Un poco es mucho. Una cosa reparada puede cambiar otras mil.

¿Y?

Ese perro de ahí abajo está atado con una cadena demasiado corta. Cámbiala, ponle una más larga. Entonces podrá alcanzar la sombra y se echará y dejará de ladrar. Y el silencio le recordará a la madre de la casa que quería tener un canario en una jaula en la cocina. Y cuando el canario cante, planchará más. Y cuando se ponga la camisa planchada para ir a trabajar, al padre le dolerán menos los hombros. Así cuando vuelva a casa bromeará, como solía hacerlo, con la hija adolescente. Y la hija cambiará de opinión y decidirá, por una vez, llevar a su novio a casa a cenar. Y otra vez que vaya, el padre le propondrá al joven ir a pescar juntos... ¿Quién sabe lo que puede pasar? Sencillamente cambia la cadena".


John Berger
, Aquí nos vemos (Alfaguara, 2005)


Ésta es una de esas novelas que uno quiere que no se acaben nunca y lucha, volviendo sobre lo leído, por mantener vivo el aliento de sus protagonistas. Es la historia del encuentro en Lisboa de un hombre con su madre, que lleva muerta quince años. Y a partir de este momento, el diálogo de ese hombre -que casualmente se llama John- con los seres que ha amado en ciudades diversas, en extraños destinos. Éste es el relato de las muertes que caben en una sóla vida. Esta obra es, en fin, una recomendación de Basilio Sánchez, que me contó hace unos meses la deliciosa anécdota que acabamos de leer. Ahora la recupero. Un libro fascinante. Gracias, Basilio.

 

Escuchando:
Trío, de Javier Colina, Marc Miralta, Perico Sambeat ( 2007)


De mentes
1 de diciembre de 2007


Hay una mente que diseña el color y los complementos del otoño. Hay una mente que selecciona las noticias y conoce aquello que no muestra. Hay una mente que decide el tono y el mensaje del reportaje que leemos. Hay una mente que fija los límites de nuestra precariedad y nuestro ocio. Hay una mente que ha trazado el paisaje por nosotros, suprimiendo ríos y valles. Hay una mente que rige los desvanes del Cielo, los altares de la Tierra. Hay una mente que desprecia nuestros sueños y nos vende, a cambio, un destino seguro y una postal de Grecia. Hay una mente enferma al otro lado. Nuestra mente nos dice que siempre es la de otro.

 

Escuchando:
From the soul, de Joe Lovano (Blue Note, 1992)


¿Se puede?
31 de noviembre de 2007


¿Seríamos capaces de comunicarnos sólo a través de la poesía? ¿De establecer un vínculo creativo a distancia entre lectores y amigos, donde una vez al mes dialogáramos a través de la poesía? En su mensaje, por supuesto, en su pensamiento, pero también en su simple belleza estética, en sus ríos que van a dar a la mar, como sabemos, pero siguen bajando lentos y repletos.

¿Podremos intentarlo al menos?


Salamanca blues
30 de noviembre de 2007


Yo pondría una copa de vino -del que tú eligieras- y dejaría esa línea de saxo tenor entre las notas. Apagaría las velas que encienden la noche, dejaría el libro abierto a debida distancia, y cerraría los ojos.

Es un poema lo que voy a contarte. Ni siquiera es mío. (No te hará falta tenerle piedad). Es un poema de Hugo Gutiérrez Vega, un autor mexicano que acabo de descubrir, pleno como estaba tras la sombra de Gorostiza, Paz, Sabines y Pacheco, y sin saber que este buen hombre había pasado por mis pasos, tras los tuyos. Describe Salamanca, sí, como sólo pueden hacerlos quienes se han visto abandonados a la belleza, desesperados y gloriosos, de un mar en llamas bajo la noche solitaria de una ciudad ajena. Este es el poema que te traigo Isabel, Isabel Sánchez, del otro día, que no lo llevaba.

(Como no puedo prohibirte que fumes mientras lo lees, será mejor que empiece):

 

La luna de Salamanca

Ser de un país, tener memoria propia,
una infancia en el campo y en el alma
los olores del heno y de la lluvia.
Ser de una tierra, conocer su viento,
saber la hora en que se le levantan las estrellas.
Saber, en fin, el nombre de una roca
conocida de la infancia,
distinguir los potreros perfumados
por el año de lluvias.
Que un durazno nos vuelva
a un remoto verano
y al regresar al campo
reconocer la tierra que pisamos.
Que nos duelan las cosas de esa tierra
con un dolor de entrañas mal heridas.
Ser de un país,
sentirnos de su pueblo
y al mirar otra cara
sentir que es un espejo en cuya agua
se refleja la cara que buscamos.

 

© Hugo Gutierrez Vega

 

Escuchando:
Solsticio de plata, de Paul Winter Consort y amigos (Living Music, 2006)


Leyendo y pensando
29 de noviembre de 2007


¿De qué nos sirve saber que la causa de que Alfonso Costafreda no apareciera en la más famosa y discutida antología de Castellet fue, precisamente, la "amable" intercesión de su amigo Jaime Gil de Biedma, dolido al parecer por unos comentarios desdeñosos de aquel a su poesía?.

Lo pienso leyendo Contra el olvido, las memorias del Alberto Oliart. Un libro magnífico, un personaje que se parece demasiado a un hombre, a un hombre de verdad. Ya volveré sobre él...

¿De qué sirve -pregunto- conocer estas menudencias, estas trágicas historias mínimas?

No ignoro que nunca el conocimiento es suficiente.

Por eso leo, porque sospecho que sólo lo que conocemos reaparece.

 

Escuchando:
Spirit of eden, de Talk Talk (EMI 1988)


Arde
28 de noviembre de 2007


Arde, ahí lo tienes, este sol tan arrugado de noviembre. Al volante, sólo has tenido tiempo de bendecir su dulce insistencia y memorizar tres versos, tal vez suficientes:


Y este incendio tardío
y esta forma oscura
de decir tu nombre.

 


Ungaretti
27 de noviembre de 2007


¿Cree en sí y en la verdad quien desespera?



Sentimento del tempo, Giuseppe Ungaretti



Universos paralelos:



Cantina y cantinela:

Malo
Regular
Bueno
Excelente
Cojonudo

 

Aguas territoriales:

 

Licencias

Contactar