Ir al inicio de El Tiempo de la Palabra
Ir al índice de Derivas


“Una pintura de Klee llamada “Angelus Novus” representa un ángel que parece estar a punto de alejarse de algo que está fijamente contemplando. Sus ojos están atónitos, su boca está abierta, sus alas desplegadas. Este es el aspecto que debe tener el ángel de la historia. Tiene el rostro vuelto hacia el pasado. Donde nosotros percibimos una cadena de acontecimientos, él ve una sola catástrofe que no cesa de amontonar ruinas sobre ruinas arrojándolas a sus pies. El quisiera detenerse, despertar a los muertos y volver a juntar lo que ha sido hecho añicos. Pero una tempestad sopla desde el Paraíso y golpea sobre sus alas con tal violencia que el ángel no puede plegarlas. Esta tempestad irresistible lo empuja incesantemente hacia el futuro, al cual vuelve la espalda, mientras que frente a él un cúmulo de ruinas crece hacia el cielo. Esta tempestad es lo que llamamos progreso”.

Walter Benjamin
“Tesis sobre la filosofía de la historia”. 1940


Anteriores Derivas


Pájaro en las manos de José Jiménez Lozano
31 de marzo de 2007



El pájaro solitario en el alero
del tejado, su construcción inmóvil,
brújula su pico y despojos sus plumas.
Aire helado le ha puerto, y su cadáver
es pura levedad.
"¿Y el alma, entonces?", preguntó, a Juan de Fontiveros,
un sabio.
"Tan nada", dijo éste.
Mas presencia era su pico al aire,
la pura levedad tan pura,
pura nada.

 

© José Jiménez Lozano, El tiempo de Eurídice


Confesad marditos
30 de marzo de 2007

Ante el vacío de dios la culpa es el único pecado peligroso. En Mundos Virtuales hemos desarrollado el primer Confesionario Virtual de la Red. Es verdad que hace dos años unos curas italianos se lanzaron a confesar por Internet, pero claro, para la Iglesia la absolución sin una buena hostia de vez en cuando... como que no mola, así que "el hombre de las manos traslúcidas" les cerró el negocio. Desde entonces hasta ahora en la Red de redes el pecado campa a sus anchas y no hay dios ni demonio que pueda darle alcance. Aquí se propone un lugar de reflexión en la alta noche del Alma, para todo el mundo, sin exclusión de dogma o fe -pajas nihilistas incluídas-.

Por supuesto, no hay absolución. ¡Pero se queda uno más bien!

Primer Confesionario Virtual de la Red


Meme literario de los...
29 de marzo de 2007

Recibo de Jose Manuel Díez, Ismael Rozalén y Miguel Ángel Lama la invitación a participar en esto del Meme literario. Veo que en pocos días ha cundido el ejemplo. Bien, intentaré estar a la altura. En mi caso, de las dos columnas de libros que pesan sobre la mesa (una siempre de poesía; otra para todo lo demás) algunos títulos no superaban la página 139 y los que la rebasan -Los girasoles ciegos de Alberto Méndez, El laberinto sentimental de Marina; Dos ciudades de Zagajewski o el tomo de Claus y Lucas, las tres novelas de Agota Kristof- no aportan gran cosa sacados de contexto. Así pues, he buscado a conciencia una página 139 interesante. Me he decantado por ésta, del inmortal Pessoa:

"Entiendo que viaje quien sea incapaz de sentir. Por eso son tan pobres siempre, como libros de experiencia, los libros de viaje, valiendo tan sólo lo que valga la imaginación de quienes los escriben. Y si quien los escribe tiene imaginación, tanto puede encantarnos con la descripción minuciosa, fotográfica a modo de estandartes, de paisajes que imaginó, como con la descripción, forzosamente menos minuciosa, de los paisajes que creyó haber visto. Somos todos miopes, excepto para dentro. Sólo el sueño ve con la mirada"

Bernardo Soares, Libro del desasosiego
(Acantilado,
Barcelona, 2003)


Pues ahí queda este párrafo, lanzado al estanque verdinegro de la blogsfera cual báshico, sáfico y seráfico anfibio. Ahora, invito a participar a Jesús García Calderón, Sara Roma y Gatito Viejo. Ánimo, camaradas.

Por otro lado, esta mañana, tras hablar por teléfono con José Manuel Díez y antes de saber bien qué diantres era este invento, pergueñé frente al ordenador el siguiente poema gimnástico-soneteril. Como el término "Meme" me-me suena a mariconada post-dadá, se me fueron afilando los colmillos a medida que iba rimando:



Meme s´il vous plait

Que otro asuma el testigo del improbable azar,
a ser posible un novato del meme s´il vous´t plait literario,
y juegue a desprenderse de un párrafo arbitrario
mas luego brinde, repentina, la savia del manjar.

La página, se ha dicho, ha de ser ciento treinta y nueve,
del libro que se quiera del ancho estravagario,
y así resulta que en mitad del lúcido inventario
torpes quiebros han querido que el mío fuera breve.

¿Qué hacer? ¿Cómo arreglarlo? ¿Qué gato dar por liebre?
Los hados han dictado pasar de la poesía
¡que en libros de poemas cien son ya descortesía!

No escurro, empero, el bulto, y aún espero se celebre
esta estrofa de un tal Borges que ya daba por perdía:
"En qué reino, en qué siglo (...) en qué secreto día..."

(Mas guárdenme el secreto: es la ciento... ¡treinta y siete!)

 



Cantemos por bajo (una soleá de Manuel Alcántara)


"Cuando se acabe la muerte
si dicen a despertarse
a mí que no me despierten".

 

(Recitada por José Antonio Zambrano esta misma mañana, en un hotel de Mérida,
en compañía de Marino González, Elías Moro y el poeta José Viñals)


Curso de una vida
27 de marzo de 2007

For I have sworn thee fair, and thought thee bright,
Who art as black as hell, as dark as night.


W. Shakespeare, Soneto CXLVII


Hay esos rostros que tú amas todavía, íntegro combatiente, soldado anónimo agazapado en la luz que los define, desdibujándolos. Hay esos rostros en violetas y azules encajes, húmedos de silencio, si el azar o la imprudencia te convoca a su desvío. ¿Qué pretenden? ¿Qué buscan? ¿Qué lugar ocupas entre ellos? Muerto está lo que fuera muerto: sombras de un beso, alcoholes prohibidos, venenosas caricias...Y también lo vivo. Un légamo podrido es ahora la palabra amor. Curso de una vida que aprende a desvivirse. Y es imposible ya el amor como antes era. Más oscuro que la muerte, cruza de vez en cuando la calle. Acaso os miráis. Pero estáis muertos los dos. Lo que ves es tan sólo el vacío del amor. Una negrura semejante al odio y un estrépito de pájaros ardiendo.


La cultura NO es un negocio
26 de marzo de 2007


El imposible silencio
26 de marzo de 2007

Hoy ha vuelto a llover. Ésta es una de esas tardes, cada vez más escasas, en que todo parece resolverse -pronunciarse y resolverse- en la música de Juan Sebastian Bach. Sin otro juicio que la belleza por la belleza, la fugacidad en sí misma... Ay, pero ya estoy pensando. Calla. Escucha. El imposible silencio.


Escuchando:

Ofrenda musical. BWV 1079. Musica Antiqua Köln. Dir. Reinhard Goebel (Deutsche Gramophon, 1979)
Magnificat en Re Mayor, BWV 24. La Chapelle Royale. Dir. P. Herreweghe (Harmonia Mundi, 1990)
Variaciones Goldberg. Glenn Gould (Sony, 1983)
de J.S. Bach


C´est la Vie
25 de marzo de 2007

Dos reuniones en Trujillo ¡y es domingo!. Por un lado, un grupo de artistas pretende(mos) llevar a cabo este verano una muestra de arte interdisciplinar -¿o indisciplinado?- en uno de los palacios de la ciudad, hoy reconvertido en Fundación y Obra Pía de no se qué legado histórico. Para mí será siempre la antigua imprenta, donde jugaba de niño soñando arcaicas tipografías y legajos de papel verjurado que se disputaban la humedad de aquel viejo caserón venido a menos. Hoy, me informan, ha sido transformado en un amplio centro cultural abierto al futuro. Ya veremos. Entre risas, resaca y tazas de café he bautizado la iniciativa así: "Muestra de Artistas Independientes Anquilosados en el Futuro". Por supuesto, no ha sido aprobado. Al final se llamará AlterArte. Menos mal.

Por la tarde, Lola, Chuty y yo nos hemos reunido con una productora de Localia para ofrecerle Mundo en Verso. Parece interesada. Como siempre, sospecho, la última palabra la tiene alquien que no existe.

Ahora, mientras cruzo la autovía, un sol con forma de naranja se columpia en la sierra de Montánchez. Voy avanzando -"veloz, qué duda cabe" (siempre recuerdo este verso de Álvaro)- en la fingida seguridad del automóvil, encerrado en la música y mis pensamientos, como si afuera no existieran la noche y el frío, y la dura fragilidad de mi existencia no dependiera de esa lámpara que, en este preciso instante, una mano de niña ha encendido en el hogar.


Alma
24 de marzo de 2007

Hay en los ojos humanos, aunque sean litográficos, algo terrible:
el aviso inevitable de la conciencia, el grito clandestino de que hay alma.

Bernardo Soares,
Libro del desasosiego


Unas líneas robadas al inconsciente
20 de marzo de 2007

Deben ser las tres y media de la madrugada. Hace rato que me acosté. No sé si habré soñado algo. De repente, me han despertado unas palabras, ni siquiera un verso, repicando en mi mente. Son éstas:

"Existen libros infinitamente (...) erróneos (...) que hablan de liturgias, amuletos, trampas (...) "

He abierto los ojos. Creo que he abierto los ojos. También creo que me he levantado. Casi a ciegas, he ido a mi despacho y sobre la primera hoja que he encontrado he seguido escribiendo, de pie y sin apenas luz. Las palabras ahora parecen haber encontrado un orden. Transcribo:

"Existen libros
infinitamente
erróneos que hablan
de liturgias, amuletos, trampas.

Son el triste bocado de un dios
que ha olvidado santiguarse, preso
en su mole de tiempo.

Pero hay un minuto
de silencio
sobre el mundo
y un estorbo capaz de merecerle:

Cruza o camina un hombre erguido
y a plena luz se conmueve,
abraza a otro, siente
menos frío el corazón "

 

Qué extraño: hace meses que no leo a César Vallejo. Por lo demás, este texto pertenece a las vastas regiones del sueño. Es posible que, al igual que otras veces, quiera decirme algo. Lo leeré mañana. O mejor: lo colgaré en el blog. No vaya a ser que poema y escriba pertenezcan a un sueño ajeno.

¿Y en ese caso?


Excomunión
18 de marzo de 2007

Pero el Gran Dios no fue tan terrible: nos dejó, a cambio de su ausencia, los cuentos de Allan Poe, los versos de Neruda, los ángeles de Alberti; nos dio Borges y el Jazz, Tintín y los Beatles, el cine mudo, el teatro marginal, los sueños. Nos dio la primavera y la nieve, la experiencia y el olvido, dejó la sombra humilde del árbol, el valor de la palabra amistad, la casualidad y la lágrima. Dejó el abismo a nuestros pies y, de vez en cuando, nos permite follar como animales.


Gracias, Simone
17 de marzo de 2007


"El amor carnal en todas sus formas tiene por objeto la belleza del mundo. Muy a menudo también en la búsqueda del placer carnal los dos movimientos se combinan, el movimiento de correr hacia la belleza pura y el movimiento de huir lejos de ella en una confusión indiscernible. Si el amor carnal en todos los niveles se dirige más o menos a la belleza –y las excepciones no son más que aparentes- es porque la belleza en un ser humano hace de él por la imaginación algo equivalente al orden del mundo. El amor que se dirige al espectáculo de los cielos, las llanuras, el mar, las montañas, el silencio de la naturaleza que se hace sentir en mil leves sonidos, al soplo de los vientos, al calor del sol, ese amor que todo ser humano presiente al menos vagamente en un momento, es un amor incompleto, doloroso, porque se dirige a cosas incapaces de responder a la materia. Los hombres desean trasladar ese mismo amor a un ser que sea su semejante, capaz de responder a su amor, de decir sí, de entregarse. El sentimiento de la belleza que a veces está ligada a un aspecto particular de un ser humano hace posible esa transferencia, al menos de manera ilusoria. Pero la belleza del mundo, la belleza universal, es el objeto de ese deseo. "


Simone Weil,
La belleza del mundo (fragmento)

 


Esto sí es obsceno
17 de marzo de 2007


Bagdad, marzo de 2003


Se cumplen cuatro años de los primeros bombardeos de la ciudad de Bagdad y el comienzo de la masacre del pueblo irakí, que incluiría el derrocamiento del gobierno de Sadam Hussein y su posterior ejecución en la horca pero no el hallazgo de las temidas armas de destrución masiva. Tampoco se ha logrado establecer un orden político capaz de garantizar la paz en el país. Muy al contrario, entre los civiles iraquíes el número de fallecidos desde entonces oscila entre 60.000, según afirma el Irak Body Count, y 600.000, según otro informe de octubre del 2006 publicado por la revista británica Lancet.

Esta guerra, además, nos ha costado a los españoles el mayor atentado de nuestra historia y la vergüenza de haber participado activamente en la declaración del conflicto. Aún nadie del anterior Ejecutivo ha pedido perdón o ha esgrimido una sincera disculpa. Al contrario.

Entre la anestesia general, unos pocos tratan de decirnos qué es obsceno esgrimiendo un ridículo catálogo de fotos. Siempre es mejor que mirar de frente a la realidad.


El retonno
16 de marzo de 2007

Después de jurar que una reunión de Héroes no tendría sentido; coincidiendo además con los diez años desde la separación oficial de la banda y aprovechando, en fin, que el Ebro pasa -como todo el mundo sabe- por Los Ángeles, México, Guatemala y Argentina, los Héroes han decidido desempolvar sus viejas armas: será sólo una gira, nos han dicho, no habrá disco -de momento- y la rotundidad de antaño bien merece unos tragos a la salud de los fans (que en el fondo somos los que pagamos) así que aquí paz y después gloria.

Uno, -el corazón es un animal contradictorio- celebra a su manera este regreso, sin duda el más esperado por la parroquia rockera de este país. No iré a verles -olvidé mi entrada en el guardarropas de la memoria- pero me alegro por los afortunados que sí estarán en Zaragoza el 10 de octubre y sobre todo por ellos, aquellos cuatro tipos (Pedro, Juan, Joaquín y Enrique) con los que crecí entre el drama y la comedia, la actitud y la pose, las canciones -ay- y la vida.


Pirotecnia
15 de marzo de 2007

Valencia celebra estos días su Fiesta Grande con la quema de las Fallas. Miles de turistas se han acercado a la capital del Turia movidos por la lluvia de color, fuego y expectación que rodea el concurso de Ninots. Sin embargo, ajenos al runrún de la fiesta...

"Una media de 150 inmigrantes pernoctan desde hace cinco años debajo del puente de Ademuz de Valencia, en el antiguo cauce del río Turia, un espacio robado a la naturaleza por razones de supervivencia y transformado en pulmón verde, enclave para grandes proyectos públicos, y refugio para el desamparo social.

Bajo los cimientos de este puente, ubicado entre dos grandes centros comerciales, se encuentran ahora unos 90 extranjeros, en su mayoría africanos, que tras 14 horas de trabajo en el campo y 20 euros de salario, se despliegan sobre mantas y colchones, y conviven como si de una pequeña aldea se tratara.

También hay sillas, mesas, tendederos, enseres y fogones para cocinar; los más afortunados disponen de una tienda de campaña para mitigar la temperaturas invernales y ennoblecer unas condiciones de vida que "los occidentales serían incapaces de soportar", apunta Omar Diatta, que duerme desde hace cinco meses a la intemperie.

Están allí, según cuentan, por la falta de centros de acogida, carencia que diferentes asociaciones humanitarias denuncian desde que comenzó a producirse esta situación -hace cinco años-, y porque el horario de los albergues que disponen de plazas les impide levantarse a las 5.00 de la mañana para trabajar como temporeros.

Omar procede de Senegal, donde tiene una esposa y una hija a las que envía dinero todos los meses para cumplir con su "máxima obligación", pero a quienes oculta su situación actual.

Partió de su país al oír que en España "había mucho trabajo", yestando en Barcelona se enteró de que en Valencia podía vivir en el cauce de un río seco y ajardinado, junto a muchos compatriotas, mientras duraba la campaña de recogida de la naranja.

Ahora, al acabar la jornada laboral, se "organiza" con el resto de compañeros, aporta un euro diario para comprar la cena, duerme sobre un colchón en medio de la suciedad, subsiste de la caridad y "gracias a la solidaridad" de los vecinos del barrio, que les traen ropa y comida, no se siente solo.

La situación de este centenar de inmigrantes ha sido definida por la socióloga de la Universidad de Alicante María Angels Grau como una "crisis sociohumanitaria", marcada por la "precariedad sanitaria", la desnutrición y el riesgo de enfermedades mentales, según explicó.

En un estudio titulado 'Inmigrantes en el Turia. Necesidad de una política local de acogida e integración en la ciudad de Valencia 2007', presentado en febrero al Ayuntamiento y a la Conselleria de Bienestar Social, achaca esta crisis a la "movilidad de los temporeros agrícolas, a la discriminación social y a los problemas de acceso a la vivienda", entre otros factores.

Además de denunciar la falta de centros de acogida, responsabiliza al Ayuntamiento de Valencia y a La Generalitat del "grave abandono" que a su juicio sufren, y propone soluciones como el alojo "urgente", una campaña de sensibilización ciudadana y otra de información cívica destinada a los inmigrantes.

En este sentido, Patricia Zaragozí, fundadora de la ONG Amigos de Baobab, que desde hace cuatro años lucha por los derechos de estos ciudadanos y trata de hacerles la vida un poco menos difícil, lamenta la "nula voluntad de ayuda" mostrada por las administraciones públicas. "Cero", remarca.

"La imagen que la ciudad tiene de ellos es de delincuentes, y lo único que hacen es trabajar. Por eso parece que ayudándoles se pueden perder votos y sólo hay promesas que nunca se cumplen. A la ciudad le gusta vivir de espaldas y pensar que esta gente no debería estar aquí", critica.

Para Patricia es un proyecto de ayuda y concienciación enfrentado al racismo de la sociedad. Según Kuami Mensah, cofundador de la citada ONG, el problema radica en el desconocimiento, porque "los valencianos no saben realmente lo que está pasando aquí".

María Angels Grau opina que es una "obligación" institucional ofrecerles recursos y velar por sus derechos, mientras que el Ayuntamiento no ha querido pronunciarse sobre la situación de estos inmigrantes.

Alioume, que envía parte de lo que gana a sus seis hijas y a sus padres en Senegal, considera que los centros de acogida son una "solución temporal", y apuesta por "tener los papeles y trabajar con todos los derechos", ya que el Estado les "puede echar pero no lo hace", porque son «útiles para economía".

Omar confía en "abandonar pronto este puente", el único alojamiento que puede permitirse por un salario inferior a 400 euros al mes, aunque reniega de tener que esperar tres años para obtener la regularización por arraigo. "Es mucho tiempo; como una condena a prisión", lamenta.

Fuente: La Vanguardia


Demasiada pirotecnia en las manos. Uno no entiende cómo suceden estas cosas en pleno siglo XXI. Ni acierta a imaginar cuántos años podrá durar este equilibrio atroz que a costa de tantos nos mantiene a flote a unos pocos, ni los más dignos ni los más necesarios.


Foto: EFE


Sarah
14 de marzo de 2007

Esta noche necesito sentir que todo late con la serenidad del tiempo, en la quietud de un inmenso océano de silencio. Esta noche necesito escuchar a Sarah Vaughan.

Escuchando:
"Sarah + 2" (Roluette Jazz, 2006), de Sarah Vaughan


Ni patria ni bandera
12 de marzo de 2007

Me niego a que aparezcan en este blog fotografías de la bandera de España, y menos aún las enarboladas el pasado sábado. Sería fácil sumarse a la crítica de un acto manipulado de principio a fin. Dejemos para los estadistas la pasión del recuento y la insoluble incógnita de cuántos se manifestaron. ¿Trescientos cuarenta mil? ¿Dos millones? Está claro que al PP siguen sin salirle las cuentas. Hoy escuchamos las primeras voces que confiesan abiertamente sentirse manipuladas por el Partido Popular. Porque lo del sábado en la plaza Colón no fue una manifestación sino un desfile, un mítin, una estrategia de partido para que, a un día del tercer aniversario, no se recuerde a las víctimas de los terribles atentados del 11 de marzo de 2004. Hay quienes pretenden ocultar su responsabilidad falseando -una vez más- la realidad y tomándose a la torera la actuación de la Justicia. Buscan ahogar el estrepitoso silencio de la masacre gritando más alto.

Quiero creer que los españoles somos mucho más inteligentes y que, tantas veces como sea necesario, resolveremos la eterna pugna entre militancia y sentido común. Y lo haremos con la aplastante responsabilidad de nuestro voto.


Gracias, Javier
11 de marzo de 2007

Desde hace algún tiempo recibo los hermosos libros que publica el Área de Cultura del Ayuntamiento de Málaga, en su doble vertiente de narrativa y poesía. Muchos de estos volúmenes -magníficamente editados- son antologías o títulos raros en la obra de sus autores, lo que aporta a la colección un valor literario aún mayor. Al principio, lo confieso, no sabía a qué se debía tan generoso detalle. Fue en la presentación de Cuatro poetas en Cáceres el pasado mes de diciembre cuando por fin me enteré de que esto se debe a la mediación de Javier Pérez Wallias. Javier, en efecto, vivió durante años en Málaga antes de trasladarse a Cáceres, donde ahora reside. Nació en Plasencia en 1960 y formó parte, a comienzos de los 80, de la ejemplar nómina de autores que renovaron nuestra lírica y no tardarían en ver situada sus obras a la altura que, en rigor, merecen, esto es: en la primera línea de juego dentro del ámbito de las letras españolas. Hablo de poetas como Diego Doncel, Ángel Campos, Álvaro Valverde, Basilio Sánchez, Ada Salas, Santos Domínguez... todos ellos fraguados alrededor de la Facultad de Filosofía y Letras de Cáceres. Javier, no obstante, perseveró en la pasión por las ediciones minoritarias -si no lo es toda edición poética- entregando deliciosos poemarios como Versos para Olimpia a editoriales raras, independientes y maravillosas como la malagueña Ediciones Imperdonables. En 2004 la Editora Regional de Extremadura vino a corregir ese desencuentro con el lector publicando una estupenda "Antología poética" que recoge poemas escritos entre 1988 y 2003. Su verso, concentrado y cristalino, permite al lector indagar más allá de la experiencia que lo alumbra, siguiendo el fino hilo de una sensibilidad que, como toda emoción sincera, sólo se dice en voz baja.

Ah, casi lo olvidaba, Javier: gracias por los libros.

Escuchando:
"Ray sings, Basie swing" (2006), de Ray Charles


La señal
11 de marzo de 2007

Son sólo unos metros desde tu casa hasta la socorrida terraza de ese café, pero ni siquiera piensas ya en caminar con los cinco sentidos puestos en lo que sucede: el perro que abona la acera, los niños saliendo del teatro, el resentimiento en el rostro de las madres... Has preferido caminar incomunicado -con música en tus oídos y gafas de sol por las ojeras- flotando en la paulatina vulgaridad, avanzando dócil como una pieza más del enorme engranaje de tedio e intrascendencia al que llamamos domingo. No muy alto cantan pájaros en ardiente cópula, pero no los oyes ni los ves. Caminas. Ni siquiera has elegido una canción o un libro. El mp3 se decide por The blower´s daughter, aquella canción de Damien Rice que abría la película Closer. De pronto recuerdas el rostro de Natalie Portman avanzando distraídamente entre la multitud. Y ahora, en el suelo, tras el atropello. Piensas: no es la mejor canción para una escena así. Pero te confundes: el riesgo consiste en perder de vista los límites, aquellos del poema de Borges: la calle que transitamos por última vez; el libro (tal vez a la vista) que ya jamás abriremos. Es decir: en vivir, sencillamente. Por eso, al llegar a la cafetería no te ha extrañado el tumulto ni la sombra en el suelo, ni el estruendo -abriéndose paso entre los vehículos- de la ambulancia. Has apagado el ipod y has pedido un café, como siempre. Con el índice has garabateado un signo sobre el polvo de la mesa, algún tipo de señal para el aborrecible guioniosta de este film de bajo presupuesto.

Escuchando:
"0" y "9", de Damien Rice


Jorge Boccanera ©
10 de marzo de 2007

Según la historia universal
a la paloma de la paz
se la comió
la gallina de los huevos de oro.


La libertad viaja en autobús
9 de marzo de 2007

Primero se roba un símbolo. Luego se fleta un autobús. Más tarde se mete a los acólitos en autocares con cargo a las arcas del partido y se les manda a la capital. Por último se les sirve un bocadillo. Hasta para manifestarse hay clases.

Qué suerte no estar convocado.


Si alguno alguna vez te preguntase...
8 de marzo de 2007

Si alguno alguna vez me preguntase: "La música, ¿qué es?" No le respondería, como Cernuda: "Mozart" La infabilidad del genio me resulta insoportable. Por eso Beethoven ocupa, entre mis gustos, un lugar de preferencia frente al noble dominio del salzsburgués o la rocosa permanencia, pongo por caso, de J.S. Bach. Porque la música qué es sino destello, atisbo y celebración de lo humano insondable, ese misterio tan hondo que troca en belleza el sufrimiento, en alegoría lo cotidiano. Matriz del mundo, sin silencio no hay música, como no hay respiración sin aire ni perfección más absoluta que la exacta descripción de los límites, justo allí donde se anuncia, amenazante, el error. Beethoven sí, diría, pero con idéntica convicción citaría a Ray Charles, a Miles Davis o a Hendrix. Su música no es perfecta, ciertamente, por eso está más cerca del milagro de la trascendencia, fin al que aspira toda expresión artística. ¿Y cómo no aludir, ya puestos, a ciertos momentos de Piazolla, de Camarón o de Ellington, entre tantos? También a la borrasca que atisbamos en el canto de Billie Holiday, Amàlia Rodrigues o Janis Joplin. Cruce de almas, bastardía suprema de experiencias que tanto deben a los afanes de la técnica como a los desvelos del primer autor anónimo, mester de juglaría o fidelísimo responso de clérigos abandonados por su dios. Sentimiento amenazado de sombra y esperanza. Inminente anuncio de lo terrible: eso es la Música. No el bendecido entretenimiento que acompaña nuestros actos y los domina o apacigua con furiosa fragilidad.

Esto, sin dudarlo, respondería, si alguno alguna vez me preguntase...


Escuchando:

"Real Live Roadrunning, (2007) de Mark Knopfler & Emmylou Harris


Uno de esos "Increíble pero cierto"
7 de marzo de 2007

Me limito a transcribir a continuación el contenido de uno de esos correos que todo hijo de vecino recibe a diario entre la morralla de anónimos, spams, ofertas de medicamentos ilegales y avisos bancarios de diversa índole. Esta vez -prometo no darme en exceso a tales debilidades- el texto creo que merece una lectura más reposada, no exenta de la considerable dosis de humor con que ha sido redactado y puesto en circulación. Ignoro el autor, razón de más para compartir un planteamiento que tal vez surge de varios, de muchos de nosotros. Yo, desde luego, comulgo con cada línea, a excepción de la última, ese torpe alegato a los chavalotes -que no lo son precisamente por acatar panfletos ni tampoco, me temo, por cazar al vuelo ironías de tercer grado- aunque defiendo a la mula y otros sistemas de descargas P2P como el principio de la liberación artística que a finales del siglo XX vió crecer al gigante industrial de la pantente y los derechos de reproducción musical. En fin, mientras me llega vía modem el reciente disco de Ray Charles (el primero suyo, por cierto, póstumo) "Ray sings, Basie swing", releo con todos vosotros el texto aludido para expiar el más mínimo brote de mala consciencia. ¡Y brindo a la salud de Teddy Bautista!


"Increíble pero cierto:

1ª CUESTIÓN:
a) Luis se descarga una canción de Internet.
b) Luis decide que prefiere el CD original y va a El Corte Inglés a robarlo. Una vez allí, y para no hacer dos viajes, opta por llevarse toda una discografía. La suma de lo hurtado no supera los 400 euros.

CONSECUENCIA: La descarga de la canción sería un delito con pena de 6 meses a dos años. El hurto de la discografía en El Corte Inglés ni siquiera sería un delito, sino una simple falta (art.623.1 del Código Penal).

2ª CUESTIÓN:
a) Luis se descarga una canción de Internet
b) Luis va a hurtar a El Corte Inglés y, como se la va la mano, se lleva 50 CDs, por valor global de 1.000 euros.

CONSECUENCIA: Seguiría siendo más grave la descarga de Internet.
El hurto sería un delito, porque supera los 400 euros, pero sería de menor pena que la descarga (art. 234 del Código Penal).

3ª CUESTIÓN:
a) Sergio, en el pleno uso de sus facultades mentales, se descarga una canción de Malena Gracia.
b) Sergio, en un descuido de Malena Gracia, se lleva su coche y lo devuelve 40 horas después.

CONSECUENCIA: Sería mas grave la descarga. El hurto de uso de vehículo tiene menos pena, a tenor del artículo 244.1 del Código Penal

4ª CUESTIÓN:
a) Ocho personas se intercambian copias de su música favorita.
b) Ocho personas participan en una riña tumultuosa utilizando medios o instrumentos que pueden poner en peligro sus vidas o su integridad física.

CONSECUENCIA: Es menos grave participar en una pelea que participar en el intercambio de compactos. Participar en una riña tumultuosa tiene una pena de tres meses a un año (art. 154 del Código Penal) y el intercambio tendría una pena de 6 meses a 2 años (art. 270 del Código Penal). Si algún día te ves obligado a elegir entre participar en un intercambio de copias de CDs o participar en una pelea masiva, escoge siempre la segunda opción, que es obviamente menos reprobable.

5ª CUESTIÓN:
a) Juan copia la última película de su director favorito de un DVD que le presta su secretaria Susana.
b) Juan, aprovechando su superioridad jerárquica en el trabajo, acosa sexualmente a su secretaria Susana.

CONSECUENCIA: El acoso sexual tendría menos pena según el articulo 184.2 del Código Penal.

6ª CUESTIÓN:
a) Pedro y Susana van a un colegio y distribuyen entre los alumnos de preescolar copias de películas educativas de dibujos animados protegidas por copyright y sin autorización de los autores.
b) Pedro y Susana van a un colegio y distribuyen entre los alumnos de preescolar películas pornográficas protagonizadas y creadas por la pareja.

CONSECUENCIA: La acción menos grave es la de distribuir material pornográfico (de elaboración casera) a menores según el articulo 186 del Código Penal. La distribución de copias de material con copyright sería un delito al existir un lucro consistente en el ahorro conseguido por eludir el pago de los originales cuyas copias han sido objeto de distribución.

7ª CUESTIÓN:
a) Ramón, que es un bromista, le copia a su amigo el último disco de Andy y Lucas, diciéndole que es el Kill'em All" de Metallica.
b) Ramón, que es un bromista, deja una jeringuilla infectada de SIDA en un parque público.

CONSECUENCIA: La segunda broma sería menos grave, a tenor del articulo 630 del Código Penal.

8ª CUESTIÓN:
a) Juan fotocopia una página de un libro.
b) Juan le da un par de puñetazos a su amigo por recomendarle ir a ver la película "Los Ángeles de Charlie".

CONSECUENCIA: La acción más grave desde un punto de vista penal sería la "a", puesto que la reproducción, incluso parcial, seria un delito con pena de 6 meses a dos años de prisión y multa de 12 a 24 meses. Los puñetazos, si no precisaron una asistencia médica o quirúrgica, serían tan solo una falta en virtud de lo dispuesto en el artículo 617 en relación con el 147 del Código Penal.

Hala chavalotes/as ! Ya sabéis: pegad, violad, acosad y robad...pero no uséis el EMULE"


Titulares y reflexión ante el primer café de la mañana
5 de marzo de 2007

Quizá lo que hace falta es esa armonía hereditaria que nutre al corazón humilde, el fuego tibio de lo precario arañando las paredes del alma, insistiendo bajo nuestro pensamiento, tantas veces irracional. Aprender a vivir harmoniosament i amb alegria, en palabras de Martí i Pol. ¿Qué si no? ¿Qué otro afán debe guiarnos en esta región de sombras en la que torpemente nos batimos? Si no es el de compartir lo común, lo esencial, lo irrenuciable, todo cuanto nos iguala en la aparente obligación de la existencia ¿qué dudoso mérito ampara nuestros actos? ¿Qué de más hay en insistir en la lucha cotidiana de las ideologías, en el repetido acto del enfrentamiento?

Dura lo que dura el tiempo. Y siempre es mucho.

El maestro Miquel Martí i Pol lo expresó mucho mejor:


A modo de exordio

Cualquiera de nosotros, los perdedores
irreverentes y lúcidos, y también
cualquiera de ellos, los otros, instalados
en castas de poder y privilegio,
una mañana cualquiera, desde la triste
permuta del espejo, podemos sentirnos
exiliados sin salir de casa.
¿Y qué haremos, entonces? ¿Invocaremos
leyes y preceptos? ¿Pediremos cuentas
a los descreídos? ¿Renegaremos de los dioses?
Así se expresa el tiempo, sin ningún tipo
de impiedad, y bueno es saberlo y decirlo
para probar a vivir con los sentidos
y los sentimientos en perpetua vigilia.
Mirar a la vida cara a cara es un
recomendable y prudente ejercicio
de humildad, una activa y discreta
conspiración que nos acerca a aquel núcleo
tan olvidado de nosotros mismos
en el que a veces es duro descubrirse.
Crecer es también saber que la tristeza
e incluso la afrenta no son, por suerte,
exlusiva de los viles, sino un grotesco
patrimonio de todos, y que por los ojos
de los marginados, de los pobres, de los vencidos,
se nos va a todos el gozo de vivir
armoniosamente y con alegría.


Miquel Martí i Pol

 


Morcilla negra
3 de marzo de 2007

La Derecha Española (que es como hablar de la morcilla negra: repiten por igual) está resuelta a tomar la calle con el afán de un niño que estrena zapatos de charol, sube sonriente al púlpito y eructa un ave maría. Pero hay, como siempre, diferencia de modos: éstos, desvirtuando la razón natural por la que el pueblo se echa a la calle -que siempre fue para reclamar un derecho- la toman ahora para exigir que otros no los tengan. O como hoy, para olvidar tanto catecismo y tanta santa piedad hacia el prójimo y enarbolar, con el puño en alto, el roído pendón de la venganza. No debemos extrañarnos. Siempre fue igual. Dios está de su parte.


Trujillo, piedras de un exilio
2 de marzo de 2007

Leyendo El lugar, la imagen, el poemario de Ruy Ventura que acaba de publicar la Editora Regional de Extremadura, he descubierto un poema dedicado a Trujillo, concretamente a la torre-mirador de las Jerónimas donde "silvando por dentro, en la distancia / entre los escombros y la memoria" su autor reconoce "la respiración de la carne". No le falta razón al joven poeta portugués. Uno, que también ha perpetuado, a su modo, la respiración de esas piedras en torpes poemas de adolescencia y muchos -muchos- momentos de diálogo a solas con la imponencia de esas ruinas, está muy cerca de declarar la belleza de los palacios y templos trujillanos como piedras de un exilio, en palabras de otro gran poeta portugués, António Ramos Rosa. Al leer el poema Fortaleza de Ruy Ventura ha vuelto a mi mente aquel verso de Ramos Rosa donde se nos recuerda que las "Todas las palabras son piedras de un exilio". Y he buscado, no del todo en vano, alguna de aquellas piedras mías que cimentaron mi relación con la Muy Noble Ciudad, hoy perdida en un vaivén desastroso de irresponsabilidad, dejadez política e intereses creados que han acabado con la vida de sus calles, la estabilidad de sus pequeños comercios pero no -ay- con la paciencia de sus convecinos.

Declaro estas piedras con forma de poema -palabras de pizarra y arena, de musgo y de silencio- las marcas de un exilio voluntario o, si se quiere, del empadronamiento forzoso en los bastos dominios de la desilusión. Hoy, construyo esta muralla de silencio y espero al enemigo. Aguardaré día y noche, escondido en matorrales. Dejando que la vida me lleve hacia adelante -siempre adelante- por más que estén repletos de piedras mis bolsillos.

Pulsa sobre la foto para ver en grande


Un poema de José Emilio Pacheco desde Mundo en Verso
1 de marzo de 2007


 

Pilar Izquierdo recita el poema Edades de José Emilio Pacheco

 

 




Blogs y webs amigas:

 

Otras secciones:

 


Licencia