Ir al inicio de El Tiempo de la Palabra

Ir al índice de Derivas



Derivas
Agosto 2009

Mayo 2005

 


Breve diagnóstico de crisis imaginaria
31 de agosto de 2009


Al ver los primeros síntomas, decidí que la crisis no existía. Al fin y al cabo -pensé- no se trata de una crisis general, no será la crisis de los pobres (en rigor, la crisis del pobre sería tener dinero) sino de unos pocos ricos que, ahora sí, han visto sus ganancias menguadas, exprimidas, esfumadas. Así pues -decidí-, para mí no hay crisis, todo es fruto del terror de unos pocos que tratan por todos los medios de hacernos responsables.

Los medios, por cierto, muy pronto se pusieron de su lado. Pero ya se sabe que la labor de los medios es justamente ésa: hacer de lo que no existe una gran noticia, sobre todo cuando ellos mismos están hipotecados hasta las cejas. Resolví, no sin esfuerzo, dejar de comprar la prensa y desenchufar la tele, que es medida rentable si no al bolsillo, a la mente.

La mente, claro, daba vueltas incensantes sobre una misma cuestión: ¿y si hubiera realmente crisis y yo, ajeno a las preocupaciones de mis prójimos no la hubiera visto aún por ninguna parte? ¿Estaré incurriendo en un delito de insolidaridad frente al pánico proletario? Decidí de inmediato vendarme los ojos. Al principio me costaba orientarme por la calle. Pese a esto, seguía oyendo quejas y pronósticos. No dudé en taponarme los oídos.

Hace meses que no oigo ni el zumbido de una mosca. Y aunque lo oyera no podría matarla. Por lo demás, estoy decidido a no salir de casa hasta que la situación mejore, es decir, hasta que todo el mundo compruebe que en realidad no hay crisis.

Y ya casi estoy a punto de conseguirlo, si ustedes me ayudan.

 


Rodrigo Leâo & Cinema Ensemble con Daniel Melingo,
del album "A Mae" (2009)


Queda la música
30 de agosto de 2009

 

Estos días lejos de casa, la música se arremolina por el desfiladero del Ipod: Rodrigo Leào vuelve a emocionarme con A mâe (2009) cuando aún estoy reponiéndome del excelente Portugal, um retrato social, disco no editado en España y que es la banda sonora del documental del mismo nombre. Por seguir entre corcheas portuguesas, lo último de The Gift el mejor grupo luso de electrónica, a quienes he podido ver estos días en directo en Cascais.

Y más: ese raro experimento de Pedro Ayres Magalhães y Carlos Maria Trinidade rebautizado como Madredeus & A Banda Cósmica, ya sin la presencia de Teresa Salgueiro. Qué es lo que falla en este disco, me pregunto, al escucharlo por tercera vez. Todo. La banda ha quedado aislada en una tierra de nadie de difícil comprensión y aún más raro deleite. Guitarra y arpas, soft electrónica, melodías naif y dos cantantes para reemplazar a la Salgueiro, una de ellas vocalmente plana (Mariana Abrunheiro) y la otra demasiado deudora de su antecesora (Rita Damásio). El disco (doble, además) suena pomposo y demasiado forzado.

Prefiero escuchar estos días a un músico que tenía algo olvidado: Rao Kyao, famoso intérprete de flauta de bambú (llegó a grabar un disco con Ketama) al que siempre he preferido en su primera época, cuando fundía los dulces acentos del fado con su saxo de clara inspiración jazzística. Suena en el Ipod Ai mouraria de aquel inolvidable Fado bailado (1983) y me estremece, mientras miro el mar, una brisa que viene dormida por las ramas, como si el otoño ya naciera al otro lado del horizonte. Y tal vez lo prefiera.

 

En un chiringuito de la playa escucho In the flesh, de Roger Waters, más de lo mismo, pero qué gusto da entregarse a la grandilocuencia del que siempre ha sido para mí el verdadero motor creativo y mental de Pink Floyd. Soberbias relecturas de Dogs, Breathe (in the air) y esa maravilla que lleva por título Perfect sense, del Amused to death consiguen sacarme la arena de los bolsillos.

 

De noche, habrá un momento para el Crimson jazz trío (The King Crimson Songbook, Volume One) y sus lecturas en clave de jazz del repertorio crimsoniano. Tras la batería se sentaba Ian Wallace (fallecido en 2007, al poco de grabar el segundo volumen), miembro de la banda de Robert Fripp en la época de Islands. A su lado, el bajista Tim Landers y el pianista Jody Nardone, discípulo del gran Kenny Werner, consiguen impactar nuevas emociones a un repertorio ya de por sí legendario, aunque realizan versiones de todas las épocas de los Crimson, incluídas la más reciente. Sin duda me quedo con Starless y Matte Kudassai: donde la conjunción de estos tres intérpretes roza lo inhumano.

 

En el viaje de vuelta, cosas más suaves: los Style Council de Confessions of a pop group (1988), uno de mis discos favoritos y que, no sé por qué, utilizo mucho para viajar; el Roadsinger (2008) de Yusuf Islam -para nosotros Cat Stevens-, un buen disco que, me parece, no llega a la altura de su predecesor, el soberbio An another cup; el nuevo y refrescante trabajo de Battiato, Fleurs II, donde podemos encontrar una curiosa adaptación de uno de los grupos de mi infancia: los Aphrodite´s child de Demis Roussos y Vangelis: It´s five o´clock junto a otras menos afortunadas (¡por dios: Sitting On The Dock Of The Bay!!!).



Hemos entrado en Mérida cuando Waldemar Bastos entonaba Love is blindness, su estremecedora versión del tema de U2. Profundizar en la bellísima obra de este músico angoleño está siendo para mí todo un descubrimiento en los últimos meses. Lo conocía sólo de referencias, unido siempre a nombres como Peter Gabriel o Dulce Pontes, pero su trayectoria en solitario merece ser escuchada atentamente.

 

Por lo demás, algunos ratos los pasé en perfecto silencio.


Dos instantáneas
30 de agosto de 2009

 


 

 


La tarara
17 de agosto de 2009


Siempre quise conocer los orígenes de esta canción y más concretamente la definición de "tarara", que tantas veces hemos oído cantar como una más de las bellísimas "Canciones populares andaluzas" recopiladas por Lorca, algunas de las cuales fueron en su día musicadas por Manuel de Falla.

Hoy sabemos que "en 1933, con motivo de la conferencia de Rafael Alberti “La Poesía Popular en la Lirica Española”, pronunciada en Teatro Español de Madrid, Encarnación López La Argentinita (1897-1945) y Federico García Lorca (1898-1936) ilustran la charla con la interpretación de las “Canciones Populares Antiguas” que ya habían grabado para la editora fonográfica La Voz de su Amo en 1931. Armonizadas de un modo sencillo, estrictamente popular pero con un exquisito gusto, estas canciones que provienen principalmente de Andalucía, forman un tipo nuevo y extraordinario de folklore español. La colección discográfica contiene diez joyas musicales, casi todas pertenecientes a los comienzos del siglo XIX, cantadas por la gran Argentinita de modo llano y natural, armonizadas y acompañadas al piano por el genio indiscutible de Lorca".

En cuanto a la definifición de Tarara, algunas fuentes nos informan de un origen abiertamente popular y ojerizo:

Origen onomatop. ) fem. 1. Personaje propio del carnaval de Carrizo de la Ribera. Se trata de un monigote vestido con ropas negras de mujer que viene a significar el mal.. Esta representación va montada en un carro del que tiran dos asnos: su armazón es articulado y movido por los pies de un mozo escondido en el fondo. La comitiva se burla de la Tarara (¿será la Tarasca, Tarascona de tantos otros pueblos de ámbito leonés?) haciéndole preguntas que la Tarara contesta con mentiras. 2. Especie de peonza pequeña que se hace con el extremo de un carrete de hilo.

De las muchas versiones existentes de esta canción (por sólo citar un puñado: Marisol, Victoria de los Ángeles, Camarón, Jarcha, Ana Belén, Joaquín Díaz, Antonio Vega o Los Canallas...), me entusiasman especialmente dos: la de Radio Tarifa y la de Carmen Linares.

 

 

 


Presentamos ULISES, nuestra Red social de Clubes de Lectura
10 de agosto de 2009

No tener tiempo ya no es una excusa para no poder leer y compartir tus experiencias con lectores y lectoras de todo el mundo.
Desde El Tiempo de la Palabra os invitamos a la Red social de nuestros clubes de lectura, abierto a lectores de cualquier rincón del planeta. Sólo hay que darse de alta gratuitamente y empezar a viajar con nosotros.

http://clubdelectores.ning.com/

Bienvenido, bienvenida, al viaje más alucinante de tu vida.

¡Salud y buenos libros!


¿Seguimos, pues?
9 de agosto de 2009

Pero despacito...




El cazador de instantes (Un paréntesis en el tiempo)
6-12 de julio de 2009

 

Para Joâo, Nuno, Leida, Ruy, Joâo y los amigos portugeses del ArtKafé.



· Los amigos de la soledad ·


· Nuno ·



· Joao ·


· El templo ·


· Taller del hechicero ·


· Atrapamusas ·




· Buenos propósitos ·


· El refugio ·



STOP

6 de julio de 2009

 



Las canciones de mi infancia: Cap. 1: The wizard (Uriah Heep)
5 de julio de 2009


Mi infancia estuvo cargada de decibelios como otras los están de dibujos animados o paseos junto a un río. Recuerdo al niño que fui con este disco entre las manos, desentrañando la portentosa imaginería de su portada (obra de Roger Dean, que empezaría a ser más conocido por sus diseños para Yes) y sumiéndose poco a poco en las letras (reinventadas) de la banda inglesa liderada Mick Box. De entre todas las etapas de Uriah Heep, yo me quedo con estos años en los que el malogrado David Byron ponía voz a mis pesadillas más dulces. Todo un caudal de atormentadas melodías vocales y letras oníricas atravesadas por los teclados de Ken Hensley, los infernales riffs de Mick Box y la poderosa base rítmica de Lee Kerslake y Gary Thain. Con una especial sensibilidad para facturar canciones de un barroquismo aplastante (Look at yourself, July Morning, Return to fantasy, Lady in black o Easy livin´ dan buena muestra de ello), no dejaban escapar la oportunidad de registrar joyas intemporales como The Wizard, Come away Melinda . Lejos queda su etapa de esplendor (1971-1976), cuando podían medirse de igual a igual con bandas como Deep Purple, Black Sabbath o Led Zeppelin. Tras muchos años y cambios de formación constantes en su seno, continuan en la brecha facturando un rock potente -clásico, en el mejor sentido de la palabra- del que muchas bandas han tomado nota.

Es cierto: me escapa del colegio para pinchar canciones como ésta:



Uriah Heep - The Wizard (Demons and wizards, 1972)

 


Escuchando a Guillermo Rendueles
3 de julio de 2009


"El resto de los trastornos psíquicos -depresiones, angustias, trastornos de personalidad, malestares por estrés- son falsas enfermedades que se etiquetan como tales para individualizar sujetos frágiles para que puedan ser tratados con técnicas que no pongan en cuestión el papel desencadenante de la mala vida urbana que está en la base de sus sufrimientos. Ni el trabajo como lo conocemos, ni las casas de vecinos que articulan nuestras ciudades, ni las familias realmente existentes sobrevivirían sin la toma masiva de ansiolíticos que permiten dormir, levantarse y aguantarnos unos a otros en esa especie de cloaca sobrepoblada en que vivimos. Los procesos de etiquetado y psicologización de esos malestares que permiten sean vividos en privado y no se colectivicen completan el papel apaciguador y distanciador que permiten las categorías psiquiatrizantes y los psicofármacos (...)

Aprender que el malestar no depende de su psique individual sino de las relaciones de explotación y sumisión al imaginario de deseos que nos hace vivir por encima de nuestras posibilidades con modelos de clase media es la amarga verdad que la población trabajadora se niega a ver. Saber que si me encierro en el egoísmo y la búsqueda de salvación en el intimismo cuando esa vida íntima se me derrumba y, por ejemplo, se muere mi objeto amoroso o pierdo el trabajo, ningún profesional me puede ayudar realmente porque ningún profesional puede sentir conmigo a sueldo, puede ser un primer paso en esa renuncia a las falsas promesas. Solo desde las viejas solidaridades, de hablar cada mañana con los compañeros y salir a tomar sidra o vino tras el trabajo para maldecir al patrón o comentar los azares de San mercado con la esperanza que algún día todo ese sistema caiga, fue vivible una cotidianidad tan dura como la del trabajador fabril tradicional. Sólo lo acogedor del barrio, de los lugares donde uno está entre los suyos, sólo los vínculos con los compañeros y sus familias y una forma de vida en lo común permiten escapar a las miserias del individualismo o disminuir diluyéndolas en lo colectivo las penas cuando la tragedia nos alcanza.

Si cada uno va de su casa al trabajo, se encierra en el familiarismo y en los grupos de aficiones comunes, está condenado a tener un alto riesgo de terminar en el psiquiatra como el que acude al lupanar a buscar amores profesionales (...)

Guillermo Rendueles Olmedo (Gijón, 1948) es psiquiatra y ensayista. Su obra, señala Wikipedia, “se centra en la crítica de la psiquiatría ortodoxa, en la teoría social y en la política radical”. Estas reflexiones estractadas pertenecen a la entrevista que puede leerse en profundidad en la web Rebelión.


Enigmas
2 de julio de 2009


Há metafísica bastante em não pensar em nada
Alberto Caeiro

La cuestión, como dice Chuty, no es si hay vida después de la muerte, que eso está muy trillao y nadie ha dado aún con la solución. La cuestión, al menos para nosotros -es decir, para tí y para mí, querido lector-, es si hay vida antes de la muerte.

¿O somos solamente un sueño? ¿El sueño de un dios o de una diosa? ¿El sueño de un fauno o de un empresario? ¿El sueño de un sueño, quizá?

Mientras tanto, sentados en el berrocal que ciñe El Espolón, miramos pasar las nubes fumando uno tras otro estos sabios artilugios que nos permiten abrir nuestras mentes o cerrarlas del todo, que no es poco.

Primero una nube. Luego otra. Y el enigma se extiende más allá del Magasca...


Es lo que pasa
1 de julio de 2009

El imperio de la música se extiende alrededor, cargado de mentiras.
Pongamos bajo llave al personal artístico y a la falsa cultura.
No tengo yo la culpa si existen espectáculos con humo y rayos láser,
y el escenario está lleno de necios que se mueven.

Up patriots to arms, Franco Battiato

 

Después de tantas versiones sólo U2 podían destrozar así su propia obra, una composición tan sencilla -y perfecta- como One. Patético. Quizá si estuvieran más centrados en la música que en los discursos, la pirotecnia y la caja registradora no habría pasado esto:



U2 anoche en Barcelona. 30/6/2009


 

Universos paralelos:

 


Otros mundos:




Escaparate de venenos

Me acuerdo
(1999)
El largo andar
tan breve

(2003)
El viento y
las brasas

(2004)
El proyector
de sombras

(2005)
Cuatro poetas
en un tobogán

(2006)

 

· DERIVAS traducido ·

(Servicio de Google Traductor. El Tiempo de la Palabra no se hace responsable de estas traduciones)

Licencias


Esta obra posee una licencia de Creative Commons.

 


Contacto:
Comentarios:
Indemnizaciones: