Ir al inicio de El Tiempo de la Palabra

Ir al índice de Derivas

Derivas
 

Mayo 2005

 


Musicalmente hablando... ¡Marillion!
31 de marzo de 2010

 

 


EXGAE
30 de marzo de 2010

 

Extractos de la inauguración del Foro Europeo de las Industrias Culturales a cargo de la Ministra González-Sinde, desde el Gobierno, y posterior contestación de Eduard Punset, desde la sabiduría. Ya hay quienes piden que el investigador catalán sea nombrado Ministro de Cultura (ya fue Ministro de Exteriores por UCD en los primeros años de la Transición). Hoy por hoy, tal como está el patio, es mejor que no vuelva a la arena política: nos hacen demasiada falta voces libres como la suya.

La cuestión de fondo la dejamos para otro día. O mejor: para cuando la SGAE sea EX-GAE.


Saudade
29 de marzo de 2010

 


Lentes de contacto


Arrugadas y frías sobre el lavabo,
nada diría que estas lentes fueron ayer
mi guía por la vida, espejo de su luz
que fue también la tuya, tan cercana.

Hoy son tan sólo plástico abrasado,
mercancía voraz del tiempo en eterno naufragio.

Desprovistas de mis cuencas se han deshecho
del paisaje revelado, del mundo comprensible
hasta ayer mismo y ya es nada la nada que amé
tras apariencia clara y luminosa.

Así lo vivido también se nos agrieta
en el fondo del alma: se desdibuja en la memoria
el brazo amigo, la fraternal caricia

y más tenues, más borrosos que antes
nuestros pasos reemprenden
su extravío por el mundo.

(inédito)

 

 


Remake
17 de marzo de 2010

 

Desperté y era el día anterior. Con todo mi empeño -lo juro- traté de evitar lo inminente, lo que ya pareciera vivido de antemano. Los destinos, las intenciones, las consecuencias han sido las mismas. No he podido hacer nada. Los gestos, las palabras, las ausencias... incluso el puntual crepúsculo, todo, ha sucedido como estaba previsto. Entregado a desobedecerme he llegado hasta aquí. Si se trata de un cuento, lo ignoro. Me limito, una vez más, a dejar constancia por escrito.

 


Piedra, corazón del mundo
15 de marzo de 2010

 

- Selección de frases del libro de María Zambrano Claros del bosque,
acompañadas por la obra Für Alina de Arvo Pärt -


Obras incompletas
12 de marzo de 2010


Comprendió al fin que la vida es toda la obra que dejamos.

Todavía vivió varios años sin escribir una palabra, alejado de su antiguo empeño.

Murió una tarde limpia de junio, en silencio, abrazado al sol.

De habernos conocido, le habría querido de maestro.

 


Poison
11 de marzo de 2010


La poesía -me dicen- debe servir para elevar nuestro espíritu.

Y con el veneno -me apresuro a preguntar- con el tósigo de cada día, qué se hace

qué se hace con eso.

 


Por discrepar
11 de marzo de 2010


"La democracia es una alcahueta del delito, prefiero la tiranía" ha expresado Fernando Vallejo. ¡Si al menos fuera una alcachueta eficiente! Si hubiera en ella -es decir, en nosotros- el más mínimo afán de enmienda o denuncia. Pero el único afán de enmienda lo dicta el dictador. Potencialmente cualquiera de nosotros. Tú el primero. Yo mismo.


Sín título
Ni fecha.


Partes de mí hacia una tierra inesperada y remota. Tras una verde colina has de perderte para siempre. El ruido de las fuentes que hallarás bajo tu planta no habrá de ser ya nunca el mismo, sinuoso y extraño, que acompañe mis pisadas. Otro mar verás que no el mío, otra espesura, otra vereda encontrarás y tu miedo y tu coraje serán sólo tuyos. No podré ayudarte nunca más. En lo esencial, al menos. En términos de consciencia, en términos de realidad. De otro modo sería complicado enriquecernos vanamente en quehaceres cotidianos, en oportunos saludos, en cordiales correos electrónicos. Desde un principio aceptamos ser cómo éramos. Tan delicadamente inoportunos. Tan necesariamente próximos. Mi bien irá contigo y sé qué harás lo mismo por mí, mas no será necesario. Ya la distancia es la misma que la que existe entre dos mundos extinguidos: uno, por el azufre hirviendo de la necesidad, otro, por el afán insano de la piedad y la derrota. Fíjate bien. Nada nos cambió, después de todo (después de nada). Hemos vuelto a ser nosotros mismos. Merecemos un premio.

Habernos superado tan pronto merece una recompensa.

Partes de mí hacia una tierra inesperada y remota donde no exitirás otra vez, donde no serás posible.


La hora del afeitado
Hoy.

¿Y si Dios fuera un semidios?

¿y si no fuera Nada sin nosotros?

(¿y quiénes seríamos nosotros?)

-¿y por qué ellos?

................

.......................

En fin...

¡Terminé! ¿...No...?

Sí.


Asfalto en Badajoz
4 de marzo de 2010

 


Asfalto en la Sala Mercantil de Badajoz. 20 de febrero de 2010.


Tenía diez años cuando, de la mano de mis padres, asistí a mi primer concierto de Asfalto. Fue en el castillo de Trujillo, una mágica noche del verano de 1985. De teloneros, unos incipientes "Primero de solfeo" (nunca un nombre estuvo tan bien puesto), el primer grupo de Álvaro Gil, Guty, Mavi y otros amigos trujillanos.

Tras ellos salieron Asfalto y el escenario se inundó de luces y decibelios. Era la gira de Chronophobia, la brillante etapa con Miguel Oñate que imprimió un sonido más rotundo a los madrileños y avivó el genio desatado de Julio Castejón. El guitarrista y fundador rubricó por aquellos años joyas como Más que una intención, El hijo de Lindbergh, Concierto fatal, Contrarreloj o Buffalo Vil. Canciones que pronto habrían de ganarse un puesto de honor al lado de las míticas Rocinante, Ser urbano, Capitán Trueno y Días de escuela. Han pasado los años y las modas, las movidas promovidas, los cuarenta criminales... y la música de Asfalto sigue estando ahí, para goce de esa inmensa minoría de personas que aman la música, las emociones: el rock, en suma.

El pasado 20 de febrero Asfalto ofrecieron un vibrante concierto en la sala Mercantil de Badajoz. Junto antes de los bises pude acercarme a Julio Castejón y pedirle "una canción imposible" -así se lo dije-, nada menos que La otra María, una de las abundantes maravillas firmadas por Castejón, del año 78. La cara del guitarrista se transformó en un poema al encajar semejante propuesta, por lo demás inesparada. Cuando los músicos volvieron al escenario, Julio se esforzó en buscar los acordes y de repente se detuvo, me miró, y me invitó a cantarla con él. No importaron demasiado algunos desajustes en las notas y ciertos deslices de la memoria al cantar juntos la letra. Fue un feliz e inesperado encuentro. Más tarde, al calor de unas cervezas en la barra, pude constatar la enorme calidad humana de quien es para muchos uno de los mejores escritores de canciones de este país, un músico insobornable y un guitarrista reconocible y único. En mi modesta opinión un maestro del retrato social y del dibujo emocional fundidos en una letra de canción. Esa fórmula perfecta que logra engarzar de una manera natural en mínimas historias épicas. El viejo, La otra María, Joven Ruso, Un día de éstos, Parque Sur, No se puede volar... dan buena muestra de ello.

Vuele desde estas líneas agradecidas mi abrazo, Julio, por todos estos años haciéndonos felices. Seguimos, sí, conectados. Todos.

* * *

Oculto en la maleza del humo, el amigo que hizo las fotos no logró dar conmigo tras el concierto. Ha tardado unos días en enviarmelas. Todavía estoy oyendo su voz al otro lado del teléfono:

-"Perdona, hombre, hasta ayer no supe que eras tú".

 


Primer directo oficial de Asfalto. ¡Al fin vivos! registrado en el Teatro Pilar Bardén de Madrid en julio de 2009.

Más en: Web Asfalto


Inspección
1 de marzo de 2010


Valiente ejercicio el de la literatura: no expresar a la cara las cosas, no hablar con nadie realmente, no esperar respuesta. Su función se reduce a someter las palabras a una bellísima demora incapaz de capturar el instante, la nerviosa respiración del presente, el pulso de cuanto vive y es. Brillante ejercicio -entre escritores- el de huir por refinados estilos gramaticales, soliloquios profundos y tempestades de imaginación sin tregua. La vida, como diría Kundera, está en otra parte. El escritor lo sabe. Siempre. Pero nosotros no.

Esa impostura recorre las mejores páginas de la poesía española del momento. Brillantes bailes de máscaras, exorcismos mitológicos, desdoblamientos. "El poeta comparece en la feria del libro. Vaya usted a que le firme..."

Por lo que a mí respecta, esto es un hombre, una conciencia herida que celebra su existencia y busca su camino. Un perfecto salvaje que aprendió a escribir en papeles sus ilusiones, sus derrotas, sus síntomas, en definitiva. Nunca habló de hacer literatura. No comprometió a nadie en esa quimera.

Esto es un hombre solo, sólo un hombre. A ti que lees te dice, te señala, te toca...

-Toca -te dice-. -¿Duele?


Universos paralelos:

 






Escaparate de venenos

Me acuerdo
(1999)
El largo andar
tan breve

(2003)
El viento y
las brasas

(2004)
El proyector
de sombras

(2005)
Cuatro poetas
en un tobogán

(2006)


· Otros mundos ·

 

 


Licencias


Esta obra está acogida a una licencia de Creative Commons.


Contacto:
Comentarios:
Indemnizaciones: