Ir al inicio de El Tiempo de la Palabra

Ir al índice de Derivas


Fiebre con Bach
3 de mayo de 2010

 

Las Variaciones Goldberg. Al fin un poco de luz en este día opaco y febril. Al llegar a casa, después de hacerme doscientos kilómetros en coche por la comarca de Tierra de Barros, las notas de Johann Sebastian Bach son como un preludio a la inmersión (¿de quién era eso?), el descenso a la mansedumbre que sólo pueden otorgarnos las notas adecuadas, los silencios precisos. Luminoso y profundo, así era el arte del maestro alemán. La muerte es un maestro alemán, advertiría Celan siglos más tarde. Pero aún no hay nada de eso aquí. El alma que se eleva desde el increíble contrapunto llena de armonía mis sentidos y los apacigua, los remansa. Debo estar ya con unas décimas porque se-me-tra-ban las letras y deslizo versos de otros poetas. Mejor será callarse y darle cancha al Frenadol.


Andaba buscando la versión, algo más briosa, de Pierre Hantai, pero no está en GoEar.

 

Dos versiones, las dos tan distintas y al mismo tiempo, hermosísimas, de una misma pieza: el aria inicial sobre el que Bach trenzó nada menos que treinta prodigiosas variaciones para estímulo y suplicio del conde Hermann Carl von Keyserlingk. Esta es para muchos -entre los que me incluyo- la esencia misma de la Música.

 


Y la mítica primera versión (1955) de Glenn Gould al piano.

 


Híbrido celeste
29 de abril de 2010


Ya había escrito el primer verso cuando giró hacia mi mesa y, asomándose a la cuartilla, tomó de nuevo la palabra.:

-Vaya, ¡escribe usted! ¿puedo leerlo?

- "La impertinente amabilidad del camarero..." debieron confesar sus labios, que no emitieron sonido alguno.

Dejé unas monedas de propina. Tal vez me sentía culpable.

Eso sí: todavía permanecí un buen rato sentado.

Hasta que terminé el poema. O lo que fuera.

 

(Qué se hace con los poemas que salen mal ¿se guardan? ¿se tiran?, ¿se publican con seudónimo?... Esos híbridos celestes de nuestra pobre imaginación; esas actas notariales que extiende el corazón ciertas noches con sus ritmos torcidos y sus metáforas prematuras o directamente deformes; esas criaturas rotas, al cabo, sin otro amparo por nuestra parte que la rendición y el abandono).

Ah, la diarreica literatura de los blogs.


Minué
28 de abril de 2010



Daría la vida por una buena muerte.

 

Minué de Octavio Santa Cruz


Visto y no visto (Cuatro microcuentos sobre Charlot)
27 de abril de 2010

Mi corbata, mis guantes,
Mis guantes, mi corbata.

Cita triste de Charlot, Rafael Alberti

EL INOCENTE

Y adelantándose a la muchedumbre que reía sin parar, un niño se acercó a Charlot y le preguntó: ¿por qué llora, señor?


* * *


LA PESADILLA DE MCCARTHY

Y el Senador, requisándole el bombín, el bastón y la corbata, exclamó: “la risa es comunista”.


* * *


PASMO DE CHARLOT

-Ese hombre me ha robado el bigote, protestó Charlot ante el retrato de Hitler. Y para demostrarlo, rodó El Gran Dictador.


* * *


TIEMPOS MODERNOS

Sucumbió al empeño de hacernos reír tomando la palabra. Y ya nada fue igual.

 

(Escritos por invitación de Francisco Javier Amaya para el programa El sol sale por el oeste, de Canal Extremadura).
Para escuchar el programa: El sol sale por el oeste (26/04/2010).

La curiosa versión del Smile de Chaplin es de Paulinho Moska.


Oscuro pez del fondo
12 de abril de 2010

 

 


"Vivir es fácil -escribió Valente-, arduo sobrevivir lo vivido". Una vez más, el poeta orensano sabía bien de qué hablaba; los libros de poesía no se escriben: se viven, se sobreviven y, finalmente, cuando alcanzan a ver la luz, se sobremueren. Sólo entonces los vemos alejarse de nosotros, perderse para siempre en la ribera cómplice de la literatura, bajo el sutil pragmatismo de los libreros, amontonados como una mercancía más.

Oscuro pez del fondo es el libro que más me ha costado escribir. Ocho años de paciente y meticulosa dedicación y mas de cien poemas escritos, de los cuales sólo comparecen aquí cincuenta. Ahora está al fin en las librerías, lejos de quien fuí. Tras pasar todos estos años bajo el limo -apedreando el fondo de mis días- el oscuro pez ya es piedra pulida, cántaro y canto, corriente y cauce nuevo, honda sed de manantiales.

Su rumbo son las manos del lector.

 

 

Qué nombre tendrás tú, oscuro pez
del fondo, si te miro, huidizo,
inscrito como sombra en el limo,
besando el cieno donde apenas
emerge ya promesa de luz alguna.

Y aún así vences la corriente, retomas
melancólico el rastro de un sueño,
nadas contra el cristal opaco
de esas aguas que fueron,
- un breve instante de tu vida -,
la posibilidad de todos los mares.

Qué nombre tendrás, dime, oscura
sombra, ahora que regresas fiel
a tu destino y en la ribera estrecha,
entre pétalos de aire y densa claridad
te cumple tu suerte y te deshace.

Oscuro pez del fondo, oscuro vicio
intacto de nadar contracorriente;
inmóvil si en las áridas aguas;
luminoso y amargo, si en el cieno;
pez oscuro siempre en la errátil luz

que alumbra todos tus naufragios.

 

 

"Escrito entre 2001 y 2008, Oscuro pez del fondo, se publica en 2010 tras obtener un accésit del Premio Adonáis “por la madurez de su dicción –como afirmó el jurado–, que dialoga fructíferamente con algunas líneas fundamentales de la reciente poesía española, aportando originales inflexiones y una gran variedad temática.

Dividido en seis apartados, el presente poemario, que toma su título de un texto de José Ángel Valente, mantiene como hilo conductor la presencia del sueño y de las sombras, en constante entrecruzamiento, como si al poeta no le fuesen accesibles otros caminos de la realidad más luminosos. Así, para Daniel Casado, la vida es una trayectoria poblada de oscuridades y desposesiones en la que, a veces, gracias a la levedad del lenguaje poético, aflora un deseo inmanente de trascendencia o, en palabras suyas: “cierta luz al fondo / del poema”.

El resultado es la creación de un mundo en proceso de formación, intuido a través del poder sugeridor de la palabra y de ciertos usos de intertextualidades que van desde san Juan de la Cruz hasta el último Juan Ramón Jiménez, pasando por una serie de autores contemporáneos como T.S Eliot, Rilke o Eugenio Montale, sin dejar a otros como aquéllos a los que les dedica una sección del libro: “los dioses domésticos” se titula, y que suponen un referente de resistencia moral y de compromiso lírico para el autor. Asuntos como el odio, la desigualdad social o la inmigración –tratados en la primera parte del poemario– u otros, como la significación de la caída del hombre –quinta parte del volumen–, no hacen más que acentuar la coherencia de este Oscuro pez del fondo en el que, sin duda, destaca la enorme preocupación del poeta por convertir su actividad lírica en un medio de redención de la memoria y el tiempo".

 

Después de todo somos las piedras del río.
Bajo este cauce del tiempo y la noche avanzamos
con el sigilo de las almas que oyen la trompeta.
Es el mar o qué importa: lejos queda todavía.

Rodando entre los juncos, apedreando el fango,
puliendo las aristas contra la corriente, cada una
salpica a la otra, cada piedra persigue su canto.

Leve ha de quedar en las manos del niño
que la lanza ahora y se sorprende de su salto.


Las piedras del río

 

 


Campañas de animación a la lectura
11 de abril de 2010


Ahora que ya son de dominio público y que varios medios de comunicación recogen los índices de participación, me parece oportuno indicar aquí algunos datos en relación a las campañas que durante 2009 ha desarrollado la Asociación de Gestores Culturales de Extremadura desde el Área de animación a la lectura.

Caminos de tinta y papel, la campaña patrocinada por la Diputación de Badajoz, ha intervenido durante una semana en cada una de las 16 localidades asignadas, todas ellas de menos de 1.500 habitantes, alcanzando un total de 3.762 beneficiarios. Esta cifra arroja un índice de participación del 26´95 % sobre una población de 13.956 habitantes.

Por su parte, Tesoros de papel, bajo el patrocinio de Diputación de Cáceres, ha actuado durante una semana en cada una de las 16 poblaciones de ámbito rural asignadas, alcanzando un porcentaje de participación del 24´01% (3.189 participantes) sobre una población de 13.281 habitantes.

Expresados así, de una manera tan esquemática y fría, son sólo datos. Pero esos datos encierran el esfuerzo y la dedicación que desde la Asociación de Gestores Culturales se viene desarrollando desde hace años en el fomento de la lectura en Extremadura. Detrás de estas cifras está el trabajo serio y competente, entusiasta y constante de monitores, actores, músicos, escritores, técnicos de bibliotecas y responsables políticos. Entre todos hemos hecho posible el viaje de la imaginación y la lectura. Pero la cultura -la verdadera cultura- la han puesto siempre ellos: nuestros abuelos y abuelas, los niños sin edad, las madres sin prisa de cada uno de los pueblos que recibieron las campañas. La cultura viva, la del pueblo, la honda cultura llana, la raíz de todo saber que sigue intacta en nosotros cuando nadie nos ve.

Y que tantas veces olvidamos.

 

Blog Caminos de tinta y papel


Universos particulares: Steven Wilson
11 de abril de 2010

 

Sería injusto calibrar el inmenso trabajo musical de Steven Wilson (Londres, 1967) dentro de los parámetros del rock progresivo. En la paleta creativa de este inquieto músico británico se funden géneros tan dispares como el pop avant-garde, la electrónica, el gótico y el metal; lecciones bien aprendidas a las que tiene por costumbre rehogar con una inusitada clarividencia llevando siempre su música "hacia adelante" (en esto el concepto global sí es progresivo).

La música de Wilson evita detenerse en lo trillado para aportar siempre "algo más", esa marca de la casa que lo ha convertido en uno de los músicos vertebradores de la escena musical de vanguardia en todo el mundo. Además de compositor es cantante, guitarrista y teclista), productor (entre otros a la banda sueca Ophet y la remasterización de la obra completa de King Crimson) y letrista.

Para matar el tedio, Wilson reparte su tiempo en varios proyectos musicales, sin perder de vista a la banda madre: Porcupine Tree, el buque insignia del progresivo a las puertas del nuevo milenio. Ellos han sido -y siguen siendo hoy por hoy la avanzada neo-progresiva que remonta el rock sinfónico de los setenta, el pop y el metal de los ochenta y la música indie de los noventa con el sonido del siglo XXI. Ahí es nada. Entre sus influencias Radiohead, Jeff Buckley, King Crimson o Nine Inch Nails dan la medida de ese cruce de caminos. Las armonías vocales de los Beach Boys -aunque salvando las distancias- resulta destacable en una banda que sin tener grandes voces, han sabido sacarle partido con armonías sencillas y bien encajadas. Nada habituales en otras bandas.

De entre esos proyectos paralelos a Porcupine Tree, destacan dos: no-man (junto al cantante inglés Tim Bowness) y Blackfield (junto al músico israelí Aviv Geffen). Explicarlo aqui ahora se me antoja casi imposible. Son las tantas y sólo hay tiempo para un par de canciones más.

Tres a lo sumo.

 

 



Petite méchanceté
10 de abril de 2010


Al menor descuido, el azar pone una página web en la biografía del poeta tradicionalista.

Pronto nos veremos posteando.


El cielo sobre Berlín
9 de abril de 2010

 

El filme se inicia con Cassiel trepado al Ángel de la Victoria vigilando al Berlín recién unificado. Cámaras que desafían la gravedad, constantes murmullos y pensamientos captados por la omnisciencia de los ángeles. El filme cambia cuando Cassiel se vuelve humano y ya no puede escuchar los pensamientos de los hombres, los movimientos de cámara dejan de ser flotantes y épicos para volverse convencionales y restringirse a la escala humana. El montaje de Wenders en este filme es expresivo e ideológico ya que su experimentalismo (blanco y negro que alterna con color, uso de varios idiomas europeos, un diseño sonoro catártico que pasa de la fluidez y el eco glaciales al sonido crudo del rock y la calle) busca incidir en la conciencia moral del espectador.

www.win-wenders.com

 


Pneuma
5 de abril de 2010


Días de Semana Santa en Trujillo. Días de reencuentros con amigos, de cenas a horas intempestivas, de música y canciones esbozadas a la luz de lo imprevisto; de humo, mucho humo. Días de un futuro pasado, como cantaban los Moody Blues.

El Viernes Santo, mientras la procesión del silencio se desparramaba por la noble Villa, Álvaro y yo, encerrados en el estudio, dábamos otra vuelta de tuerca a Las afueras, la canción que ya se perfila como la próxima entrega de Pneuma.

En esta ocasión hemos compuesto partes nuevas y desarrollado ideas que aún precisan de trabajo y paciencia. Movidos por un insano afán, hemos retocado tanto la estructura del tema (incluída la letra) que podemos ofrecer aquí una "toma alternativa" muy alejada -esperamos- del resultado final. En ella aún no hay solos de guitarra y la última estrofa permanece en blanco. La batería nos trae por la calle de la amargura (¡es la cuarta vez que la cambiamos!) y los arreglos de teclado no son, ni mucho menos, definitivos. Por eso precisamente, porque sabemos que el tema acabará sonando muy diferente, colgamos aquí esta maqueta. Es un pequeño esbozo de tiempo y así es como quisiéramos que fuera entendido.

Con todo, deseamos que os guste.

¡Salud, poesía y buenas vibraciones!


Maqueta de Las afueras. Marzo de 2010.

 


Musicalmente hablando... ¡Marillion!
31 de marzo de 2010

 


Para Nando. Para Jordi.


 

Archivo

Mayo 2005

Envíame tu comentarios: daniel.casado@terra.es

 

Universos paralelos

 







Escaparate de venenos

Me acuerdo
(1999)
El largo andar
tan breve

(2003)
El viento y
las brasas

(2004)
El proyector
de sombras

(2005)
Oscuro pez
del fondo

(2010)

Cuatro poetas
en un tobogán

(2006)
Antología 30
(Premio Arcipreste de Hita)

(2009)



· Otros mundos ·

 

 

 

 

Licencias


Esta obra está acogida a una licencia de Creative Commons.


Contacto:
Comentarios:
Indemnizaciones: